Miércoles, 23 de Abril de 2008

Sin coche, ni casa, pero nunca sin cámara, pantalla plana y móvil

El sector de tecnología y telecomunicaciones facturó el 5% más en 2007

ANA TUDELA ·23/04/2008 - 20:46h

En La historia interminable, la Nada se iba comiendo el mundo de Fantasía, amenazando con hacerlo desaparecer si nadie usaba la imaginación. Lastrados por el creciente desempleo, los españoles, fieles pagadores, han empezado a descuidar sus deudas, con la morosidad superando ya el 2,5% en créditos para bienes de consumo. Caen el 15,3% las ventas de coches en el primer trimestre. El precio de los pisos, donde hicieron su hucha tantos, crece por debajo del coste de la vida (IPC) por primera vez desde 1997. ¿Dónde estará el héroe Atreyu que salve esta fantasía económica de los últimos años? De momento, si de imaginación se trata, parece que nadie se imagina sin su cámara fotográfica digital, su televisión de pantalla plana con decodificador de TDT y un nuevo teléfono móvil cada 18 meses.

La facturación del sector de la electrónica, las tecnologías de la información y las telecomunicaciones (representado por la patronal Aetic) creció el 5% en 2007, hasta alcanzar 77.977 millones de euros, y espera repetir crecimiento en 2008, según declaró ayer el presidente de Aetic, Jesús Banegas.  

Aunque el mayor peso lo siguen aportando las telecomunicaciones (con 44 de cada 100 euros facturados a pesar de la reducción de los precios mayoristas), la electrónica de consumo representa ya el 6% del total. Los precios bajan en picado, pero la venta de más unidades permitió que se mantuviese la facturación de las cámaras fotográficas digitales, por ejemplo.

Por otro lado,  se vendió un 20% más en televisores de pantalla plana (hasta 4,5 millones, de los que, desde octubre, el 90% llevaba descodificador de TDT).

El consumo de equipos tiró también de la industria de las telecomunicaciones, en un país que basa su competencia en telefonía móvil en la subvención de terminales y en el que se vendieron 23 millones de teléfonos en 2007.

Las tecnologías de la información (que incluyen tanto hardware como software) facturaron un 9% más, alcanzando 17.026 millones de euros. Las cifras son “una magnífica noticia”, comentó Banegas, quien aludió al triunfo de las ventas de portátiles, capaces de compensar el retroceso en equipos de impresión.

El mayor pero se lo puso Banegas al hecho de que en España se consumen 77 euros producidos fuera por cada 23 euros que se exportan en tecnología. En Europa esa ratio es de 60/40. Banegas pidió que se financien las nuevas firmas y se hagan políticas para que se consoliden.