Miércoles, 23 de Abril de 2008

Los promotores presionan al Gobierno con el empleo

la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) le dijo el martes: "Si nosotros no vendemos, Hacienda no ingresa y habrá que pagar subsidios de desempleo"

SUSANA R. ARENES ·23/04/2008 - 19:11h

EFE - Vista de una construcción en el Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Las empresas inmobiliarias, cada vez más urgidas por la crisis del sector, están elevando el tono de sus avisos para que el Gobierno tome medidas. Para convencer al secretario de Estado de Economía, David Vegara, de la necesidad perentoria de evitar el impacto de la crisis inmobiliaria en la economía y el empleo, la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) le dijo el martes: "Si nosotros no vendemos, Hacienda no ingresa y habrá que pagar subsidios de desempleo".

Así lo relató ayer el secretario general de la APCE, Manuel Martí, en un encuentro con periodistas. La patronal ya ha presentado a los ministerios de Economía y de Vivienda su batería de propuestas para reactivar un sector que aporta el 18% de la riqueza nacional y del que dependen, según la APCE, dos millones de empleos directos e indirectos. En 2009, puede haber un millón de desempleados si no se toman medidas, advirtió Martí.

Los promotores quieren vender el stock que tienen de 500.000 viviendas tras caer las transacciones hasta un 60%. Para ello, proponen, entre otras medidas, un tipo de vivienda más cara que la VPO, más desgravación para el comprador y financiación para las empresas. En este último punto, según Martí, Economía no descarta ampliar los 5.000 millones aprobados en avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para financiar más VPO.
Mientras, la nueva titular de Vivienda, Beatriz Corredor, considera, según la APCE, que algunas medidas, como la financiación para urbanizar suelo, deberían ir en el siguiente Plan de Vivienda, a partir de 2009. Por la mañana, Corredor convocó a los medios de comunicación, pero se negó a contestar a sus preguntas.

Margen para bajar precios

La patronal APCE admitió ayer por primera vez que hay margen para bajar los precios y lo harán "las empresas en apuros". Según sus datos, el margen comercial medio en una vivienda libre es del 22% en dos años y en VPO, de menos del 10%.

Otra VPO más cara y más desgravaciones

Los promotores proponen un nuevo tipo de pisos libres que luego pasarían a ser protegidos. Piden también que el comprador pague un tipo de interés fijo y que el Estado asuma las subidas. Además, el sector reclama que la deducción por vivienda para el comprador suba lo mismo que el IPC en tres años y que se le devuelva reteniéndole menos en la nómina.

Otra propuesta consiste en que desgrave la segunda residencia para alquiler. Aunque la patronal no apuesta por sacar parte de sus viviendas sin vender al mercado de alquiler, pide deducciones para los particulares que arrienden su segunda residencia. Asimismo, la APCE pide eliminar la traba de esperar un año para convertir los pisos libres en protegidos con el fin de poder venderlos.

La venta de viviendas ha caído entre un 50 y un 60% desde septiembre de 2007 por la desaceleración económica y del parón de actividad que, desde el pasado verano, experimenta el mercado residencial

Según datos de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) , cerca de 500.000 viviendas se encuentran pendientes de venta y el de iniciadas caído en lo que va de año un 20% respecto al mismo período de 2007.

Los promotores auguran para este año una caída del número de viviendas comenzadas, que se quedarán finalmente entre 350.000 y 400.000 inmuebles frente a los 641.000 de 2007.

El presidente de la asociación dijo que el escenario del sector es "malo" y que esto perjudica tanto a los compradores como al Gobierno, por lo que ha pedido al Ejecutivo que "garantice" a los consumidores que los tipos de interés no van a seguir subiendo.

Está descartada una pronta bajada de los precios de las casas

"Si nosotros no vendemos, Hacienda no ingresa y tendrá que pagar subsidios por desempleo", ha afirmado.

A pesar de ello, los promotores descartan una pronta bajada de los precios de la vivienda y sólo ven una posibilidad de que se produzca: "La única forma de abaratar la vivienda es conseguir que el suelo sea mucho más barato".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad