Miércoles, 23 de Abril de 2008

Dirigentes del PP creen que Aguirre "ha ido muy lejos"

Critican que la presidenta de la Comunidad de Madrid busque cambiar las reglas del juego cuando las defendió frente a Gallardón

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·23/04/2008 - 17:25h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, charla con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Dirigentes del PP consideran que Esperanza Aguirre está detrás de la propuesta de un concejal madrileño para que el candidato a la presidencia del Gobierno se elija por primarias, y le reprochan que quiera "cambiar ahora las reglas del juego" que recogen los Estatutos cuando las defendió férreamente en el pasado congreso regional del PP de Madrid frente al alcalde, Alberto Ruiz Gallardón.

Así lo aseguraron varios cargos conservadores, después de que el concejal del distrito madrileño de Salamanca, Iñigo Henríquez, pretenda presentar una enmienda a la ponencia de Estatutos para que los militantes elijan al próximo candidato a la Moncloa en 2012.

De hecho, algunos dirigentes conservadores creen que Aguirre ha ido "muy lejos" y ven las primarias como "una salida ingeniosa" o una "ocurrencia" para "rebobinar sin perder del todo la cara y aparecer como una gran demócrata".

"Se saca ahora un conejo de la chistera que canta un poco", añade uno de los consultados.

No funcionó con el PSOE

Los argumentos de que el sistema de primarias es más democrático y fomenta la participación más directa de los militantes del PP no convence a muchos de los consultados, que recuerdan que "no ha funcionado en muchos países" y tampoco tuvo éxito cuando las puso en práctica el PSOE.

"Las primarias las puede cargar el diablo"

"Las primarias las puede cargar el diablo y los socialistas, con Borrell y Almunia, ni siquiera las respetaron", declaró un diputado.

Otra parlamentaria opina que el sistema asambleario no es necesariamente el método más democrático y califica de "demagógico" que se recurra ahora al argumento de que hay que votar con más libertad en el seno del partido.

Además, destacan que Aguirre "nunca antes" había dicho que había que "revisar" los Estatutos del PP y, de hecho, señalan que se "agarró" a ellos cuando se celebró el último congreso regional y el primer edil madrileño quería optar a la presidencia del partido en Madrid.

Ahora son las primarias y hace unas semanas, recuerdan, se quejaba del excesivo porcentaje (el 20% de los compromisarios) que se necesita para presentar una candidatura alternativa al Congreso.

En la línea de Fraga 

En la línea de lo dicho por el presidente fundador del PP, Manuel Fraga, otra de las principales críticas que dirigen a Aguirre es que, una vez que ha dicho que respaldará a Mariano Rajoy en el congreso y no presentará candidata alternativa, debería dejar de hacer declaraciones ante los medios de comunicación.

"Hay que acabar con esa tensión, que sólo beneficia al PSOE", aseguró una persona de la dirección del PP, que ve necesario ponerse cuanto antes a hacer oposición y marcar al gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero en los temas que realmente importan a los ciudadanos.

Algunos dirigentes coinciden en que Aguirre con su actitud en realidad lo que quiere es no cerrar la puerta y esperar a ver lo que pasa en próximas citas electorales. "Este debate estará en suspenso hasta después de las europeas.

Si las cosas van bien, se cohesionará al partido, pero si van mal, saldrá la pus", resume gráficamente un diputado.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad