Miércoles, 23 de Abril de 2008

Duran admite que el TC puede retocar "aspectos secundarios" del Estatuto

EFE ·23/04/2008 - 16:37h

EFE - El cabeza de lista de CiU al Congreso, Josep Antoni Duran Lleida.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha rechazado hoy hablar de un referéndum en Cataluña como respuesta a una hipotética sentencia negativa del Tribunal Constitucional (TC) contra el Estatuto y ha admitido que hay "aspectos secundarios" del texto que pueden ser "retocados".

En declaraciones en la tradicional recepción oficial con motivo de la Diada de Sant Jordi en el Palau de Pedralbes de Barcelona, Duran se ha desmarcado del presidente de CiU, Artur Mas, que ayer en Madrid instó al TC a "ahorrarse" la sentencia sobre el Estatuto y dijo que si el Constitucional recorta o interpreta a la baja el texto, CiU propondrá al pueblo catalán una consulta para que se pronuncie sobre si acepta o no un Estatuto "desnaturalizado".

Duran ha evitado suscribir la propuesta de convocar una consulta: "Yo me he negado siempre y sigo negándome a abrir cualquier eventual escenario ante una hipotética sentencia negativa del Estatuto. He defendido siempre que el Estatuto es constitucional y continúo pensándolo. De mi boca no saldrá ninguna palabra que contemple escenarios diferentes al de la constitucionalidad".

"Si un día llega este escenario, ya hablaremos. Mientras tanto, creo que el único mensaje que tenemos que lanzar al TC es que los catalanes y las fuerzas políticas que aprobaron este Estatuto no tenemos ninguna duda de su constitucionalidad", ha recalcado.

Preguntado por la advertencia lanzada ayer por Mas sobre la convocatoria de una consulta en Cataluña, Duran ha señalado: "Yo sé que otros hablan de ello, pero de mí no saldrá ninguna expresión respecto a cuál debe ser el escenario de futuro".

Si hubiese una sentencia negativa por parte del TC, según Duran, "lo que deberíamos hacer es reunirnos todos, hablar entre todos y acordar qué hemos de hacer en el futuro, no cometer errores del pasado".

Duran ha subrayado que el Estatuto "es una ley ajustada a la Constitución, al menos en lo esencial", aunque ha reconocido que algunos artículos no fundamentales pueden ser modificados.

Según Duran, se trata de "una ley larga, farragosa, con una técnica jurídica complicada" y "puede haber aspectos superficiales que no estén ajustados" a la Carta Magna, pero la "esencia" del texto sí es "constitucional".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad