Miércoles, 23 de Abril de 2008

Montilla vería "normal" que el delegado en Ebro dejara el cargo si se opone al trasvase

EFE ·23/04/2008 - 12:10h

EFE - El presidente de la Generalitat, José Montilla.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, vería "normal" que el delegado del gobierno catalán en las Tierras del Ebro, Lluís Salvadó (ERC), dejara su cargo si persiste en su oposición a la prolongación del "ministrasvase", solución a corto plazo para la sequía que el ejecutivo tomó por unanimidad.

En declaraciones a TV3 recogidas por Efe, Montilla ha asegurado que Salvadó tiene que apoyar las decisiones de la Generalitat aunque "haya manifestado su recelo" por el hecho de ser un cargo al servicio del gobierno catalán.

El delegado del gobierno de la Generalitat en las Tierras del Ebro, Lluís Salvadó, se planteó la posibilidad de dimitir si el gobierno catalán optaba finalmente por el proyecto de captar agua del Ebro, aunque después declaró que no lo haría para no dejar "vía libre" al PSC.

"En un cargo nadie está por obligación, por lo que cuando se está en desacuerdo o no puede apoyar la decisión del gobierno es normal que tenga que dejar el cargo. Las decisiones del gobierno catalán las tiene que defender el gobierno y el total de sus cargos", ha subrayado Montilla.

El presidente catalán ha asegurado que "la mayoría de los catalanes están convencidos" de llevar agua al área metropolitana de Barcelona desde el Ebro para garantizar el abastecimiento en caso de que persista la sequía, y ha apuntado que esta solución "conlleva menos agua que la que facilitan todo el resto de medidas de la Generalitat".

Asimismo, ha reiterado la posición del gobierno "en contra de los trasvases permanentes", y ha respondido al presidente valenciano, Francisco Camps, quien pidió al presidente catalán que se preocupara también de llevar agua a Valencia y Murcia.

"Deseo que Valencia tenga agua, pero con infraestructuras de la nueva cultura del agua, como las desalinizadoras. No con trasvases, que forman parte de una política del agua del pasado", ha explicado Montilla.

Con estas palabras, Montilla se ha desmarcado del Plan Hidrológico Nacional (PHN) aprobado por el PP y las acusaciones de las Tierras del Ebro de querer desenterrarlo, recordando que "la presión del conjunto de catalanes" evitó en su día un PHN que "quitaba agua del Ebro de forma permanente".

Respecto al caso de la fuga radioactiva en la central nuclear de Ascó (Tarragona), Montilla ha reiterado su compromiso de estudiar el incidente ocurrido en la planta.

Tras apuntar que "hoy en día" las centrales nucleares son necesarias para generar energía, el presidente catalán se ha mostrado favorable a "avanzar hacia energías renovables".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad