Miércoles, 23 de Abril de 2008

Hillary Clinton resiste en las primarias de Pensilvania

La senadora por Nueva York vence en este estado con el 55% de los votos, frente al 45% de Barack Obama, que sigue siendo el aspirante favorito

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·23/04/2008 - 07:22h

 

La senadora Hillary Clinton venció en las primarias demócratas de Pensilvania con el 55% de los votos, frente al 45% de Barack Obama.

Si bien la senadora por Nueva York se ha mantenido en cabeza durante todo el recuento realizado hasta ahora, la diferencia con el senador de Illinois ha oscilado entre los seis y los diez puntos como máximo.

A mediados de marzo, cuando los dos candidatos se centraron en la campaña electoral en este estado, las encuestas atribuían a la ex primera dama una diferencia de casi 20 puntos.

Pensilvania era una de las primarias donde existían expectativas de triunfo para Hillary Clinton, dado que mantiene lazos familiares con este estado, que acoge la casa donde se crió su padre y donde pasó algunos veranos en su infancia.

A ello se une la simpatía que su candidatura despertaba en este estado, donde predomina su votante tipo, como es el de raza blanca, de clase trabajadora o jubilado. De hecho, Pensilvania cuenta con la mayor proporción de jubilados de EEUU, tras Florida.

Recorte en la diferencia en las últimas semanas 

No obstante, el senador de Illinois logró recortar la gran diferencia con la que partía Hillary Clinton, pese a que durante estas seis semanas saltaron los dos mayores escándalos en los que se ha visto involucrado el senador.

De hecho, en las seis semanas previas a las primarias, surgieron las revelaciones sobre la vinculación de Obama con el reverendo Jeremiah Wright, conocido por sus sermones incendiarios y a quien consideraba su director espiritual.

La segunda polémica fueron las declaraciones que hizo el senador hacia la "amargura" de la clase trabajadora de Pensilvania, que levantó muchas quejas, además de duras criticas por parte de Clinton.

Lejos de verse afectado, Obama pudo capear el temporal y siguió arañando votos a la senadora, hasta lograr acortar la distancia a casi la mitad de la que mantenía a mediados de marzo.

Hasta el momento, Barack Obama tiene un total de 1.648 delegados mientras Hillary sólo tiene 1.504. Este recuento incluye los "superelegados", es decir, los líderes del partido que pueden votar a quien quieran en virtud de su cargo.

Noticias Relacionadas