Miércoles, 23 de Abril de 2008

Prisión para cinco de los detenidos por 'kale borroka' en Guipúzcoa

El juez impone a otros cuatro fianzas y deja a uno de ellos en libertad con comparecencias semanales 

EUROPA PRESS ·23/04/2008 - 00:48h

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska dictó esta noche prisión incondicional comunicada para Xabier Lujanbio, Harkaitz Antza, Aitor Alberdi, Aitor Franco y Iosu Arruabarrena, cinco de los detenidos el pasado viernes en una operación contra grupo apoyo a la organización terrorista ETA en Guipúzcoa, informaron fuentes jurídicas

Otros tres de los arrestados (Beñat Burlada, Haizea Iriarte y Gorka Echeverria) podrán eludir el ingreso en la cárcel mediante el pago de una fianza de 3.000 euros. En el caso de Alex Echeverria la cantidad para quedar en libertad aumenta a los 6.000 euros.

El único en quedar en libertad sin fianza ha sido Jon Mikel Ochoa que, no obstante, deberá presentarse en los Juzgados los días 1 y 15 de cada mes y fijar un domicilio para su localización.

Entre 20 y 27 años 

La Policía Nacional desarticuló en la madrugada del pasado viernes este grupo en una operación que se ha saldado con la detención de 12 jóvenes en varias localidades de Guipúzcoa, a los que se relaciona con los principales actos de violencia callejera cometidos en Rentería, Oyarzun y Lezo de sde 2005.

Los primeros 10 detenidos tienen edades que oscilan entre los 20 y 27 años. Otras dos personas fueron arrestadas la pasada madrugada y no comparecerán en la Audiencia Nacional hasta que transcurra el plazo destinado a su interrogatorio policial. Se trata de Gaizka Ibeaz e Iker Iraola.

El grupo desarticulado tenía en su poder las direcciones de varios concejales y militantes del PSE en Renteria, localidad que junto a Oiartzun y Lezo formaba el triángulo donde los detenidos cometían presuntamente sabotajes desde 2005, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Este 'talde' ya se había fijado en el pasado en el PSE de Renteria.

Entre los más de veinte delitos que se imputan a los detenidos está el de un ataque al vehículo de un concejal de esa localidad, cometido en enero de 2005 con cócteles-molotov.

Se les imputan además diversas acciones vinculadas con el terrorismo callejero, como el ataque contra el Juzgado de Paz de Renteria en febrero de 2005, donde colocaron un bidón de gasolina en la fachada prendiéndole fuego; el de la Comisaría de Policía Autónoma Vasca de Renteria en agosto de 2005 con varios 'cócteles molotov', y el ataque con cócteles molotov contra la vivienda particular de un miembro de la Policía Autónoma Vasca en diciembre de 2006.

También se les acusa del incendio provocado en un garaje de Renteria donde estacionan vehículos de la Compañía Telefónica en junio de 2007, que acabó con nueve vehículos calcinados y dañados por la acción del fuego, así como del ataque con artefactos incendirios en la estación de FEVE Eusko Tren de Renteria en diciembre de 2007, que produjo grandes daños materiales.

Asimismo, se les relaciona con los ataques y agresiones contra agentes del Cuerpo Nacional de Policía al ser reconocidos en la localidad de Renteria en febrero de 2008; el ataque contra un concesionario de Renault en la localidad de Oyarzun en septiembre de 2007, y el incendio de un transformador eléctrico de la Compañía Iberdrola en Lezo en abril de 2005, que provocó cortes de suministro eléctrico.

Otros incendios que se les imputan son los de la Oficina de Correos de Lezo en octubre de 2007, cuyo interior rociaron con líquido inflamable y posteriormente prendieron fuego, y el de la subestación eléctrica perteneciente a Iberdrola también en Lezo en febrero de 2008, por el que se vieron afectados diferentes puntos de las localidades de Renteria, Oyarzun y Pasajes de San Juan, con cortes de suministro eléctrico diferentes. Además, serían responsables de ataques a cajeros automáticos y mobiliario urbano.

 

Enmarcados en la campaña de ETA

Las fuentes consultadas no han determinado con exactitud el uso que pretendía dar el grupo a la información de la que disponían, pero la enmarcan en la campaña que lleva a cabo ETA desde que finalizó el alto el fuego contra de los socialistas, a los que culpan de su ruptura. Los tres atentados con bomba contra Casas del Pueblo y el asesinato del ex concejal del PSE en Mondragón Isaías Carrasco serían parte de una misma estrategia de intimidación.

En total, la operación contra la 'kale borroka' ha incluido 29 registros, entre domicilios, locales y una herriko-taberna.

Además de los datos sobre concejales del PSE, los agentes encontraron gasolina, capuchas, pasamontañas y propaganda contra el proyecto de Tren de Alta Velocidad (TAV). En una de las viviendas pertenecientes a dos huidos el pasado viernes, los agentes encontraron un ordenador destrozado para sustraerle la memoria. Sin embargo, su dueño abandonó pasamontañas y otros objetos susceptibles de ser utilizados en los sabotajes.

La cifra de detenidos asciende a 12, pero la Policía calcula que han escapado de la operación otros diez individuos. Tras las primeras detenciones, la Policía averiguó la identidad de otras ocho personas vinculadas al grupo, pero la mayoría --excepto los dos detenidos hoy-- huyeron al conocer las detenciones de sus compañeros de 'talde'.





Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad