Martes, 22 de Abril de 2008

Derribados sin incidentes tres inmuebles en el poblado de la Cañada Real(Madrid)

EFE ·22/04/2008 - 13:26h

EFE - Derribo de una de las dos edificaciones que han sido desalojadas hoy por la Policía Nacional, en la Cañada Real Galiana, en Madrid, sin que se hayan producido incidentes.

La policía ha desalojado hoy a varias decenas de vecinos de tres inmuebles del poblado de la Cañada Real Galiana de Madrid, que a continuación han sido demolidos, sin que se hayan producido incidentes.

El desalojo de los vecinos cuyas viviendas iban a ser demolidas por mandato judicial comenzó a las nueve de la mañana, después del despliegue de varios cientos de policías, entre ellos varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial ('antidisturbios').

La policía ha desalojado a las familias afectadas, pertenecientes al sector 5 de la Cañada Real, ha acordonado la zona y ha cortado el paso a la misma por las dos vías por las que se accede habitualmente.

El único conato de incidente se ha producido cuando un grupo de vecinos se ha sentado delante de una de las viviendas para evitar el paso de la excavadora, pero finalmente la Policía les ha levantado sin que se produjeran altercados.

La abogada de uno de los afectados, Patricia Fernández, ha acusado al Ayuntamiento de Madrid de intentar evitar que los vecinos defiendan sus derechos, ya que "no ha comunicado al juzgado" que en uno de los edificios derribados -una pensión- vivían veinte familias, por lo que "a éstas no se les ha notificado el derribo, y ha violado derechos fundamentales de sus ciudadanos y colocado a un montón de niños en una grave situación".

"Nos consta que los vecinos no pueden ejercer eficazmente sus derechos porque muchas notificaciones no llegan, muchos autos de entrada en domicilios no se notifican debidamente y los vecinos no pueden recurrirlas ni tienen conocimiento de cuándo se va a proceder al derribo", ha concluido.

Varias decenas de vecinos han seguido con atención e indignación la demolición de las edificaciones desde detrás del cordón policial, y algunos de los afectados han sido atendidos por el Samur Social, que ha desplazado tres dotaciones a la zona.

El portavoz de los vecinos del Sector 5 de la Cañada Real, Miguel Martín, ha explicado a Efe que los vecinos no querían esta vez "altercados de ninguna clase", porque en su opinión "eso es lo que algunos quieren para llamarnos violentos".

Martín se refería así a los incidentes que se registraron el pasado mes de octubre, cuando el desalojo de una vivienda de la Cañada Real acabó en una batalla campal entre vecinos y policías que se saldó con numerosos heridos, la mayor parte agentes.

El derribo de los edificios ha concluido sobre las tres de la tarde, cuando los vecinos del sector 5 han convocado una concentración de apoyo a los vecinos de las casas demolidas a las cinco de la tarde en la plaza de la Cañada Real.

A esa hora, un centenar de personas se ha concentrado pacíficamente para expresar su repulsa por los desalojos y derribos, y se ha asegurado que mañana habrá más.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad