Martes, 22 de Abril de 2008

Rijkaard: "Mañana es el momento y no sirve de nada mirar atrás"

El técnico azulgrana, consciente de la trascendencia de la eliminatoria ante el Manchester

AGENCIAS ·22/04/2008 - 20:53h

El entrenador del FC Barcelona, Frank Rijkaard, ha reconocido hoy la trascendencia de la eliminatoria de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Manchester United, ya que entiende que condicinará la temporada de su equipo, y aseguró acerca del partido de mañana en el Camp Nou que ha llegado "el momento y ya no sirve de nada mirar atrás", y que ve a su equipo "con ganas de demostrar" y capacitado para superar el cruce.

Rijkaard confía en que el Camp Nou pueda vivir una 'noche mágica'. "Es mi sueño. Veo al grupo muy motivado y todos queremos lo mismo. Somos capaces y el equipo tiene ganas de demostrar", explicó el técnico holandés, que aseguró que no se toma la eliminatoria como un reto personal, pero que "tiene muchísima importancia porque el Barcelona de hoy tiene la oportunidad de entrar en la historia del club y ése es un gran objetivo".

"No es partido de un solo jugador"

 ijkaard no se conforma con el papel de víctima que está recayendo en su equipo antes de la eliminatoria. "¿Tengo que aceptarlo, no? Pero yo creo que no hay favoritos, sino dos grandes equipos que tienen que enfrentarse en el campo. Ya veremos", comentó.

Además, considera que, repasando los jugadores que tienen Barcelona y Manchester, "se puede decir" que se trata de los dos equipos con mayor potencial ofensivo de Europa. De manera especial, destacan Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Sin embargo, advirtió que no pueden pensar sólo en frenar al portugués.

"El Manchester tiene grandes jugadores, como Cristiano Ronaldo, pero no es un partido de un solo jugador, y eso vale para ambos equipos", dijo, aludiendo a Messi. Del argentino, por otra parte, apuntó que está "bien" y que podría ser titular, tras haber reaparecido en los dos últimos partidos después de un mes de baja.

El entrenador del Barcelona también espera disponer del delantero Thierry Henry, que se reincorporó a los entrenamientos con el grupo en vísperas del partido tras ausentarse los dos últimos días por tener fiebre, y concede opciones de jugar al centrocampista Anderson Luis de Souza, Deco, que lleva un mes y medio sin jugar por una lesión muscular, ya que, explicó, "está bien y ha trabajado mucho en los últimos entrenamientos".