Martes, 22 de Abril de 2008

Guerra será presidente de la Comisión Constitucional del Congreso esta legislatura

Los ex ministros Juan Fernando López Aguilar y Jordi Sevilla también desempeñarán cargos relevantes dentro de la estructura del grupo socialista

EFE ·22/04/2008 - 12:21h

ÁNGEL MARTÍNEZ - Alfonso Guerra, en una imagen de archivo.

El diputado socialista Alfonso Guerra será presidente de la Comisión Constitucional del Congreso esta legislatura, por lo que repetirá en el mismo cargo que ocupó durante los últimos cuatro años.

Los ex ministros Juan Fernando López Aguilar y Jordi Sevilla también desempeñarán cargos relevantes dentro de la estructura del grupo socialista.

Así lo ha anunciado hoy el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, en un desayuno informativo organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios.

Estructura sin cerrar  

La estructura del grupo socialista no está aún cerrada, si bien, según ha apuntado Alonso, se encuentra "ultimada", pendiente únicamente de solventar algunos flecos.

Alonso opina que se trata de la persona "idónea" para esta responsabilidad

Por ello el portavoz socialista ha optado por no adelantar más nombres "por respeto" a los diputados implicados.

Entre los cargos parlamentarios ya definidos está el de Alfonso Guerra, que repetirá en la presidencia de la Comisión Constitucional de la Cámara Baja.

Según ha recalcado Alonso, se trata de la persona "idónea" para esta responsabilidad.

Portavocías de algunas comisiones 

También está confirmado que los ex ministros Juan Fernando López Aguilar y Jordi Sevilla figurarán en puestos destacados del organigrama parlamentario socialista, previsiblemente en las portavocías de algunas comisiones con peso político.

Según han apuntado fuentes socialistas, es intención de la dirección del grupo combinar la "versatilidad" de diputados como Sevilla o López Aguilar con la "juventud" de otros parlamentarios, entre los que se incluirían Eduardo Madina o Juan Moscoso.

Guerra, quien ha repetido como diputado en todas las legislaturas desde 1977, fue presidente de la Comisión Constitucional durante la pasada legislatura.

Su papel se centró en asuntos de trascendencia como la revisión de los proyectos de los nuevos Estatutos de Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Castilla y León, previamente aprobados por los respectivos Parlamentos autonómicos.