Martes, 22 de Abril de 2008

Los extranjeros en la construcción caen el 8,7%

A 31 de marzo, el total de afiliados foráneos fue de 2.073.658 (32.328 personas más que en febrero)

PÚBLICO.ES / EFE ·22/04/2008 - 10:40h

Archivo - El sector de la construcción, el que más extranjeros acoge.

A finales de marzo había 2.073.658 extranjeros afiliados a la Seguridad Social. De ellos, en el régimen general estaban 1.494.881 y el resto eran autónomos.

Los afiliados en el sector de la construcción representaban el 24,7% del total de afiliados al régimen general (sin contar autónomos) con 369.407 extranjeros y fue, otra vez, el más numeroso de los que distingue la estadística del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Pero su peso está cediendo.

Hace un año, y siempre según los datos de Trabajo (que, al dar cuenta de los sectores, toma el último día y no el conjunto del mes) eran 404.625 personas y representaban el 28,4% del total. La caída interanual, del 8,7%, coincide con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y con un repunte del 8,2% en el número de extranjeros afiliados, frente al tímido 1,34% del conjunto del sistema.

El retroceso sugiere que los obreros que han abandonado el sector del ladrillo se han pasado a otras actividades, como espera que ocurra el Gobierno. La construcción es, junto con la pesca (cuyo peso entre el colectivo de inmigrantes es casi nulo) la única actividad en la que las afiliaciones han cedido terreno en el último año. Sí han crecido (un 6,3% anual y un 2,3% trimestral) las afiliaciones de extranjeros bajo el epígrafe de Actividades inmobiliarias, que incluye toda la cadena de ese negocio y no sólo los trabajos a pie de obra.

Uno de los sectores de destino podría ser la hostelería, que es el segundo por número de afiliaciones (17,11% del total) y que, en un año, ha visto subir el número de adscritos un 9,1%, hasta 255.798 personas. Pero conviene poner el dato en cuarentena, ya que a ese repunte (que, respecto a diciembre, es del 6,5%) coincide con la Semana Santa, que este año cayó en marzo y que ese mes dio un respiro al paro, tras cinco meses de subidas.