Martes, 22 de Abril de 2008

El primer ministro pide una acción internacional para atajar el alza de los precios de los alimentos

EFE ·22/04/2008 - 11:54h

EFE - El primer ministro británico, Gordon Brown.

El primer ministro británico, Gordon Brown, pidió hoy una acción internacional para atajar el aumento de los precios de los alimentos e insistió en que afrontar el problema del hambre en el mundo es un "desafío moral".

En unos comentarios divulgados hoy por su residencia oficial de Downing Street, Brown aseguró que los precios de los alimentos se sitúan en los niveles más altos desde 1945.

Si bien resaltó que la canasta familiar de los británicos ha aumentado por el aumento de los precios, Brown dijo que el mayor impacto está en las naciones más pobres del mundo.

"La Organización Mundial de la Salud considera que el hambre es la amenaza número uno para la salud pública en todo el mundo, responsable de un tercio de las muertes infantiles y de un diez por ciento de todas las enfermedades", añadió.

"Afrontar el hambre es un desafío moral para cada uno de nosotros y es también una amenaza para la estabilidad política y económica de las naciones. Así que creo que necesitamos ver una respuesta coordinada por parte de la comunidad internacional", señaló Brown.

El político laborista dijo que es importante apoyar una mayor inversión en instalaciones de almacenamiento para asegurar que los productos llegan a los mercados en vez de dejar que se deterioren.

Pero subrayó que la Organización Mundial de Comercio (OMC) está cerca de alcanzar un acuerdo para abrir los mercados mundiales y recortar los subsidios agrícolas, que pueden suponer un "gran incentivo" para el aumento de la producción de alimentos en los países más pobres.

Brown hizo estos comentarios con motivo de una reunión hoy en Londres de organizaciones humanitarias, científicos, granjeros y responsables de supermercados para analizar el problema.

En este encuentro participarán representantes del Programa Mundial de Alimentos, el Banco Africano de Desarrollo (BAD), Oxfam y Save the Children, entre otros.