Lunes, 21 de Abril de 2008

Las diferencias marcan la primera jornada de la III Ronda de Negociaciones entre la CAN y la UE

EFE ·21/04/2008 - 21:56h

EFE - Ehlers advirtió de que la negociación con la UE no será fácil y que demandará otras rondas de conversaciones, aunque destacó el ánimo de ambos bloques para avanzar en el objetivo de concretar un Acuerdo de Asociación.

Las diferencias entre las posiciones de la Comunidad Andina y de la Unión Europea (UE) marcaron la primera jornada de la III Ronda de Negociaciones CAN-UE, que empezó hoy en Quito para establecer un Acuerdo de Asociación entre los dos bloques.

El encuentro entre andinos y europeos, que se extenderá hasta el viernes, se centró en la exposición de propuestas de cada una de las partes sobre los tres pilares de la negociación: diálogo político, cooperación y comercio.

El jefe negociador de Ecuador, Mentor Villagómez, al hacer una evaluación de la jornada, insistió en que los temas discutidos deben ser asimilados como unas primeras aproximaciones de una negociación que podría avanzar lentamente.

El negociador ecuatoriano destacó, sin embargo, la apertura de las partes para avanzar en la negociación, marcada también por las asimetrías económicas entre los dos bloques.

Incluso, las asimetrías entre los cuatro países de la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) formarán parte de los análisis, ya que esa condición ha sido aceptada por la UE para negociar el Acuerdo de Asociación que ambos bloques buscan concretar.

Villagómez precisó que la reunión de la mesa de Cooperación recién se efectuará mañana, ya que hoy se sujetó a un encuentro de los andinos para coordinar sus políticas de negociación.

En el capítulo de Diálogo político, según el representante ecuatoriano, se avanzó en el intercambio de posiciones, aunque destacó la propuesta andina para profundizar el tema de migración.

Sobre el pilar del comercio, los negociadores de ambas partes discutieron asuntos "sustanciales", en los que basarán las discusiones.

En este capítulo los andinos, según Villagómez, mantuvieron un postura agresiva en la primera jornada de negociaciones, para forzar a la UE a que sostenga un alto margen sobre su oferta comercial.

Los europeos aceptaron negociar sobre el 97 por ciento de los productos de la oferta comercial, tomando como base el intercambio registrado entre 2004 y 2006.

La desgravación arancelaria sugerida a la UE es de siete años de plazo, para el 97 por ciento de la oferta comercial, mientras que para los andinos es de diez años.

Según Villagómez, la UE consideró como "buena" la oferta comercial presentada por la Comunidad Andina (CAN), mientras que los andinos calificaron a la de los europeos como "insuficiente".

Los andinos aspiran a que la parte europea acepte, como base de negociación, al menos, el Sistema General de Preferencias que otorga actualmente a la CAN, conocido como "SGP-Plus".

Pese a no llegar a acuerdos, Villagómez insistió en que se han expresado las posiciones de cada una de las partes y es un buen comienzo para las negociaciones.

Además, el representante ecuatoriano indicó que hoy se empezó a analizar la fecha para la IV Ronda de Negociaciones, que podría fijarse para la semana que empieza el 30 de junio, en Bruselas.