Lunes, 21 de Abril de 2008

Mas exige a Montilla que no ceda con la financiación

El PSC muestra preocupación por Zapatero y Chaves

FERRAN CASAS ·21/04/2008 - 21:31h

Si José Montilla quiere que CiU le dé apoyo tendrá que mantener una postura exigente en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica en las próximas semanas. En una reunión entre socios, el tripartito acordó la semana pasada llamar a la federación al consenso e incorporarla a la negociación. Pero los de Artur Mas ya han trasladado que, para ellos, el modelo de Catalunya debe ser "singular" y que no se puede soslayar la fecha del 9 de agosto (fijada por el Estatut, que llevará dos años en vigor) para que el sistema esté acordado.

Montilla (y también, pese a todos los matices que se quieran, sus socios de ERC e ICV) se encuentran emparedados entre una posición de máximos de CiU y la predisposición "escasa" del Gobierno del PSOE a reducir el déficit fiscal catalán que, a la espera de ver las balanzas fiscales, se estima entre el 8 y el 10% de su Producto Interior Bruto.

Esta semana o la que viene el conseller de Economía, Antoni Castells, del PSC, se reunirá con el diputado de CiU Francesc Homs. Los nacionalistas constatan que hay dos modelos. De un lado, señalan, el suyo, que opta por la bilateralidad y romper la "lógica de la LOFCA" (la ley que ancla a Catalunya entre las autonomías de régimen común, del que quedan fuera Euskadi y Navarra). Y del otro el del Govern, que quiere el sistema "de una autonomía más". Pese a todo, reconocen a Castells una posición ambiciosa "porque la Generalitat necesita más dinero rápido" y por eso se muestran predispuestos al acuerdo.

Negociación tardía

Todo pese a que, como recordó Artur Mas después de la ejecutiva de CiU, hubieran preferido "más implicación" de Montilla en el asunto. El líder de CiU criticó que el president y Zapatero aun no hayan empezado a negociar y se planteen incumplir plazos.

Los socialistas catalanes, que aspiran a un modelo tendente al concierto afinando más en los mecanismos de nivelación, andan preocupados pues temen que el deterioro de sus relaciones con el PSOE andaluz después del 9-M dificulte una entente con Chaves e incluso que éste lidere un lobby de territorios "receptores de solidaridad". Zapatero espera encontrar una salida a la negociación de la financiación (que llega en plena recesión) al acuerdo entre sus dos grandes barones, que tienen intereses contrapuestos.

ERC condiciona cualquier pacto futuro al concierto

La dirección de Esquerra aprobó ayer su propuesta de ponencia para el congreso del mes de junio. El documento, avalado tanto por el sector del presidente Josep-Lluís Carod-Rovira como del secretario general Joan Puigcercós, compromete los futuros pactos de los independentistas en la Generalitat a que se negocie un sistema de concierto para Catalunya.

El texto, más próximo a los postulados de Puigcercós, se muestra más ambiguo con la propuesta de Carod de convocar un referéndum autodeterminista en 2014. Lo cita pero no concreta hoja de ruta alguna para hacerlo posible. Ante una hipotética sentencia adversa para el Estatut en el Tribunal Constitucional plantean desplegarlo legislando "de facto" o buscar refrendo en las urnas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad