Lunes, 21 de Abril de 2008

La Fiscalía estudia pedir 15 años al conductor bebido

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, envió un telegrama de pésame al primer ministro de Finlandia, Matti Vanhanen

ÁLVARO LÓPEZ MILLÁN ·21/04/2008 - 20:39h

La Fiscalía de Seguridad Vial podrá solicitar hasta 15 años de prisión para el conductor del todoterreno que, supuestamente, provocó el sábado el accidente que costó la vida a nueve turistas finlandeses en Benalmádena (Málaga). El Ministerio Público aún está a la espera de que concluya la investigación para determinar los delitos que se imputarán. Si se entiende que hubo dolo eventual, lo que supondría la concurrencia de voluntad maliciosa, la pena solicitada podría ser de 15 años.

Las primeras investigaciones de la Guardia Civil constatan que el conductor del todoterreno, que en las pruebas de aire expirado dio el doble de la tasa de alcohol permitida, adelantaba a una velocidad "excesiva" e "inadecuada" para las condiciones de la calzada. Así lo confirmó ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, quien precisó que esta valoración es "preliminar", aunque en pocos días podría estar listo el informe definitivo para remitirlo a la autoridad judicial. Por su parte, agentes de la Policía Científica de Finlandia empezaron ayer a cotejar las huellas de los nueve fallecidos.

Los heridos siguen su recuperación. Una mujer de 50 años permanece en estado crítico, con un brazo amputado. Los que han recibido el alta van regresando poco a poco a Finlandia. Ayer pudieron volver otras quince personas, acompañadas de psicólogos y una decena de familiares.

El chófer aún no recuerda

El conductor del autobús, José Jiménez, sigue ingresado, aunque "fuera de peligro", explicó ayer su hija Gloria. Acompañado por su esposa, permanece en el hospital Carlos Haya, donde se recupera en planta de las heridas que sufrió en el siniestro. "Todavía no es consciente de todo lo que pasó. Perdió el conocimiento".

El conductor del todoterreno sigue ingresado y custodiado por la Guardia Civil. En caso de que se retrase el alta médica, podría desplazarse una comisión judicial al centro hospitalario malagueño para tomarle declaración.

Reacciones 

La ministra de Transportes de Finlancia, Anu Vehviläinen, pidió ayer a la UE que reduzca los accidentes de tráfico. Según ella, en el accidente de Benalmádena (Málaga) se produjeron tres defectos: alcohol al volante, exceso de velocidad y falta de cinturón de seguridad. Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, envió un telegrama de pésame al primer ministro de Finlandia, Matti Vanhanen. 

El guardarraíl multiplicó las víctimas del accidente

El guardarraíl entró "como una espada", describió el subdelegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón. La barrera metálica que protege la AP-7 multiplicó las víctimas del accidente del autobús de turistas finlandeses del pasado sábado. Fue un hecho inevitable y desafortunado. Los expertos en Seguridad Vial descartan que las barreras metálicas que protegen las calzadas de las autopistas sean peligrosas para coches y autocares, excepto en casos como el de Málaga.

La mortalidad asociada a estas estructuras se debe su escasa compatibilidad con las motocicletas. Son barreras diseñadas para coches, no para motos. Los motoristas han denunciado en varias ocasiones que las columnas de sujección de los guardarraíles son unas "cuchillas asesinas" en caso de caída a casi cualquier velocidad.

Los estudios universitarios que analizan los accidentes de autocares no hablan de las barreras metálicas, pero sí de otros aspectos que afectaron al accidente del sábado. La Universidad Politécnica de Madrid analizó los accidentes de buses durante una década y llegó a la conclusión de que en un 89% de los sucesos, los fallecidos no llevaban ningún elemento de protección como el cinturón de seguridad. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad