Lunes, 21 de Abril de 2008

"Un gay no puede ser futbolista"

Luciano Moggi, principal acusado en el mayor caso de fraude deportivo en Italia, ha destapado su homofobia asegurando que "el fútbol no está hecho para los homosexuales".

AGENCIAS ·21/04/2008 - 18:22h

Luciano Moggi posa junto a unas bailarinas.

Luciano Moggi, ex director general del Juventus Turín y principal encausado en el escándalo de fraude deportivos conocido como "Calciopolis", ha descubierto a la luz pública su homofobia en una entrevista difundida por los medios italianas. En ella, Moggi ha asegurado que en el mundo del fútbol no hay homosexuales, ya que uno que es gay "no puede ser futbolista" y que él es contrario a que estén en los equipos.

El ex director general del Juventus aseguró que en su antiguo club nunca tuvo jugadores homosexuales y que si tuviera que contratar a uno gay "no lo haría". "Yo conozco el ambiente del fútbol y en su interior no puede vivir uno que sea gay. Un homosexual no puede ser futbolista. El mundo del 'calcio' no está hecho para ellos. Es un ambiente particular, se está desnudo en las duchas...", agregó Moggi.

Críticas inmediatas 

Las palabras de Moggi han levantado una inmediata oleada de críticas. Franco Grillini, ex diputado socialista y presidente de honor del movimiento gay "Arcigay", dijo que Moggi es un "vulgar homófobo" y que lo mejor que puede hacer "es jubilarse y callarse". Grillini agregó que "uno que ha tenido problemas con la justicia, como Moggi, debería tener el buen gusto de evitar moralismos y hablar ex cátedra.

Vladimir Luxuria, transexual ex diputado comunista, denunció que algunos desean meter a los gay en "reservas indias" y aseguró que la capacidad profesional no se mide con la orientación sexual. El problema, según Luxuria, no es la homosexualidad en el fútbol, "que existe, sino que los futbolistas gay no encuentran en la hinchada y en el equipo el clima adaptado para poder declararse como tales".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad