Lunes, 21 de Abril de 2008

El Banco de Inglaterra canjeará bonos por hipotecas por 62.500 millones de euros

EFE ·21/04/2008 - 12:21h

EFE - Fachada del Banco de Inglaterra, en el centro de Londres (Inglaterra).

El Banco de Inglaterra anunció hoy que canjeará temporalmente bonos del tesoro por hipotecas bancarias por un valor calculado de 50.000 millones de libras (62.500 millones de euros), con el fin de inyectar liquidez al mercado.

En un comunicado en su página web, el banco emisor inglés precisa que el Plan especial de Liquidez, destinado a aumentar la confianza en los mercados financieros, tiene tres características principales.

El canje de bonos por valores hipotecarios "de alta calidad" se hará por un periodo de un año, con posibilidad de extenderlo hasta un total de tres, indica la entidad.

Sólo serán aceptados títulos sobre activos existentes a finales del 2007, para evitar que el plan se utilice para financiar nuevos préstamos.

Otro punto fundamental del programa es que "el riesgo de pérdidas por préstamos es asumido totalmente por los bancos".

"El Plan especial de liquidez del Banco de Inglaterra está diseñado para mejorar la posición de liquidez del sistema bancario y aumentar la confianza en los mercados financieros, mientras garantiza que los bancos asumen el riesgo de las pérdidas por los préstamos que han hecho", afirma el gobernador del banco central, Mervyn King, en el comunicado.

Según la nota, los bancos que se acojan al plan deberán aportar activos de un valor "mucho más significativo" que los bonos del Tesoro que obtendrán a cambio, para evitar que sea el contribuyente el que asuma el riesgo de las potenciales pérdidas.

Se aceptarán, por ejemplo, títulos respaldados por hipotecas residenciales en el Reino Unido y Europa continental (no de EEUU) o por deuda de tarjetas de crédito, todo con la más alta calificación crediticia de "AAA".

Si esos activos se deprecian, las entidades deberán facilitar más activos o devolver algunos bonos, mientras que si los títulos se devalúan, tendrán que reemplazarse por otros mejor calificados.

Los bancos británicos que lo necesiten podrán acogerse al programa durante los próximos seis meses, a partir de hoy.

A discreción del Banco de Inglaterra, que cobrará una tasa por las transacciones, podrán renovar el canje de bonos por hipotecas año tras año hasta un total de tres, cuando se clausurará el programa (en octubre del 2011).

El establecimiento de un periodo concreto para las transacciones aportará seguridad a los bancos sobre su liquidez, lo que, según el banco central, debería incrementar la confianza en el sector.

Las suscripciones al programa dependerán de la situación del mercado, pero el banco calcula que el volumen inicial de transacciones ascenderá a unos 50.000 millones de libras.

En el comunicado, el Banco de Inglaterra explica que, debido a la crisis derivada de la quiebra del mercado de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, los bancos tienen ahora en cartera demasiados activos hipotecarios que no pueden vender ni, por tanto, utilizar para asegurarse financiación.

Los propios bancos se niegan a prestarse dinero unos a otros por temor a incurrir en deudas de difícil cobro.

"Los mercados financieros no están operando con normalidad, y si no se actúa, podría tener un impacto en la economía", advierte el banco emisor.

Por sus dimensiones, el programa está respaldado por el Gobierno británico, aunque se ha tratado de minimizar el riesgo para el contribuyente, subraya el banco.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad