Lunes, 21 de Abril de 2008

Las asignaturas pendientes del cáncer

Los pacientes reclaman una asistencia homogénea en toda España, aunque no identifican qué territorios salen perdiendo

ANTONIO GONZÁLEZ ·21/04/2008 - 20:46h

MIKEL JASO -

Pocos dudan de que la sanidad pública española ofrece un tratamiento contra el cáncer de calidad, lo que no significa que no pueda mejorar. Con esta premisa, varias asociaciones de pacientes de cáncer presentaron ayer en Madrid un documento con sus principales recomendaciones. La principal tarea pendiente es, a su juicio, garantizar que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades de asistencia, con independencia de cuál sea su comunidad autónoma de residencia.

El documento aconseja que se acorten los tiempos de espera que padece el paciente hasta que se produce el diagnóstico, incorporar con mayor rapidez los tratamientos innovadores y proporcionar un abordaje integral del problema, incluyendo asistencia psicológica al enfermo y a su familia.

El colectivo –formado por la Asociación Española Contra el Cáncer, Europacolon España, Federación de Cáncer de Mama y Asociación de Afectados por Linfomas– presentó ayer sus recomendaciones en Madrid con el fin de dar un toque de atención a los responsables de Sanidad de las administraciones central y autonómicas.

Un tratamiento homogéneo

Los responsables de estas asociaciones de pacientes, representativas de 12 comunidades autónomas, prefieren no desvelar qué territorios no están haciendo los deberes; si bien, dicen que “hay dos o tres muy por debajo de los estándares comunes”, según el presidente de Europacolon España, Ángel Gracia. Gracia sostiene que debe haber “igualdad de oportunidades para todos”.

Lo mismo opina la presidenta de la Federación de Cáncer de Mama, María Antonia Gimón, para quien el tratamiento “debe ser homogéneo en todas las comunidades”. En este sentido, el presidente del Foro Español de Pacientes, Albert Jovell, reconoce la existencia de diferencias territoriales, por ejemplo, a la hora de incorporar las novedades terapéuticas. No obstante, cree que “se obtiene más de la cooperación que de la confrontación con las personas que tienen el poder”.

Para el coordinador científico de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud, Eduardo Díaz Rubio, aunque existen diferencias, “hay problemas comunes muy importantes que son los primeros que hay que solucionar”. “Tenemos un producto excelente, pero la satisfacción de los pacientes dista mucho de la que debería ser”, agrega.

En cuanto al documento, realizado con el apoyo de la Fundación Josep Laporte, Díaz-Rubio considera que se trata de un hito, ya que es la primera vez que se realiza un análisis de este tipo por parte de los pacientes. Añade que a partir de ahora habrá que desarrollar estándares a partir de estas recomendaciones.

Los responsables de la Estrategia en Cáncer esperan que las comunidades remitan sus datos estos días para que, en junio, el Consejo Interterritorial de Sanidad pueda evaluar lo que ha hecho cada autonomía desde 2006, cuando se pusieran en marcha estas actuaciones. Díaz-Rubio cree que en estos dos años “se ha mejorado enormemente” y opina que ha llegado la hora de que el enfermo de cáncer pueda disponer de un circuito asistencial específico.

Las recomendaciones 

Prevención y detección precoz: contar con planes de prevención eficaces e implantar métodos de detección precoz consensuados entre las comunidades autónomas son dos de las principales medidas planteadas por los pacientes en su ‘Evaluación de la Calidad de la Asistencia Oncológica en España’.

Menos tiempos de espera: que el paciente se beneficie de un diagnóstico rápido, con menos esperas, es esencial para una buena asistencia oncológica.

Registros de tumores: deben tenerlos todas las comunidades e incluir datos sobre las consecuencias del cáncer.

Atención integral: la asistencia debe estar coordinada entre los distintos niveles asistenciales e incluir el tratamiento psicológico para pacientes y familiares, asistencia telefónica las 24 horas y apoyo tras superar el cáncer.

Fármacos innovadores: el enfermo de cáncer debe tener, viva en la comunidad que viva, el mismo acceso a las técnicas diagnósticas y a tratamientos y medicamentos innovadores.

Confort hospitalario: las infraestructuras hospitalarias deben mejorar para ofrecer un mayor confort y ofrecer una habitación para cada enfermo.

Historia clínica: la historia clínica debe ser única e informatizada, además de estar accesible para el paciente.

Noticias Relacionadas