Lunes, 21 de Abril de 2008

AI pide al nuevo presidente que adopte un plan nacional de derechos humanos

EFE ·21/04/2008 - 15:16h

EFE - El candidato por la opositora Alianza Patriótica para el Cambio, el ex obispo Fernando Lugo (2 d), y su fórmula vicepresidencial, Federico Franco (2 i), se dirigen a cientos de seguidores en Asunción (Paraguay), después de que el Tribunal Superior de Justicia Electoral de Paraguay (TSJE) confirmara el triunfo de Lugo en los comicios presidenciales, celebrados ayer domingo.

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy al presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, que adopte un plan nacional de derechos humanos que aborde los problemas más acuciantes del país y permita poner fin a las violaciones y abusos que se han cometido en el pasado.

En un comunicado, la organización defensora de los derechos humanos afirma que Lugo, vencedor en las elecciones del 20 de abril, "tiene una oportunidad histórica para terminar con la larga historia de graves violaciones de derechos humanos" en Paraguay.

El pasado marzo, Amnistía Internacional entregó una guía para elaborar ese plan de derechos humanos a todos los candidatos presidenciales.

El triunfo del ex obispo católico en las presidenciales del domingo, que supuso la caída del Partido Colorado tras seis décadas de poder, representa "una oportunidad para crear una nueva cultura de respeto y promoción de los derechos humanos", señala AI.