Domingo, 20 de Abril de 2008

De Shanghai a Ghana

La presencia de empresas chinas en Africa lleva allí a las escuelas de negocio

ANDREA RODÉS ·20/04/2008 - 20:59h

Sede de China Europe International Business School.

Atraídas por el crecimiento económico del gigante asiático y la necesidad de formación de los empresarios chinos, las escuelas de negocio más prestigiosas de occidente han competido hasta hoy por establecerse en ciudades como Pekín y Shangai. Pero el aumento de las relaciones chinoafricanas y el tímido despunte de algunas economías africanas pueden cambiar esta tendencia y convertir a África en un nuevo destino para las escuelas de negocio. Una muestra es la prestigiosa China Europe International Business School (CEIBS) de Shangai, que tiene previsto abrir en 2009 su primer centro en Accra, capital de Ghana.


"El hecho de que muchas empresas chinas estén invirtiendo en África nos hizo ver una nueva oportunidad para expandir nuestra oferta educativa", explica Pedro Nueno, presidente ejecutivo de CEIBS e impulsor del proyecto académico en Ghana. Nueno, que también es profesor del IESE en Barcelona, espera que en marzo de 2009 todo esté listo para impartir el máster "MBA para Ejecutivos" de CEIBS en Accra. El máster está considerado por el Financial Times el mejor MBA de este tipo en Asia en 2007 y va dirigido a directivos con más de quince años de experiencia. "Los cursos se impartirán en inglés y esperamos que atiendan ejecutivos africanos, chinos y directores de empresas internacionales instaladas en Ghana", explica Nueno.


"Escogimos Ghana porque su gobierno da mucho valor a la formación y es una de las democracias más antiguas de África", dice Nueno. La elección también fue debida a su situación geográfica estratégica, las buenas comunicaciones con el extranjero y a la presencia cada vez mayor de empresas chinas.


Exportaciones
Ghana, un país rico en recursos minerales, agrícolas y forestales, reúne un gran atractivo para China. El volumen de comercio entre ambos países en 2007 fue de 1.270 millones de dólares, según cifras del gobierno chino, de los cuales 1.220 millones corresponden a las exportaciones chinas al país africano. Las empresas del gigante asiático están inundando el país africano con productos de bajo coste, como ropa, textiles y componentes electrónicos. Mientras que las multinacionales indias predominan en el sector farmacéutico y en el de las telecomunicaciones.


El CEIBS en Ghana estará financiado por una fundación creada específicamente para el proyecto con fondos de empresas y multinacionales. "Todavía no hay empresas chinas esponsorizando el proyecto, pero esperamos que las haya pronto", dice Nueno.
La inversión china en Ghana, promocionada por el gobierno de Pekín, se concentra sobre todo en la construcción de carreteras, infraestructuras y edificios públicos, como estadios deportivos. Un grupo energético con sede en Shenzhen acaba de cerrar un contrato millonario para la construcción de una central hidroeléctrica en el Parque Nacional de Bui, en el extremo occidental del país, despertando la polémica por el impacto medioambiental que provocará la presa.


El director del nuevo centro en Accra será Kwaku Atuahene-Gima, nacido en Ghana, y un reputado experto en Marketing e Innovación de CEIBS en Shangai, donde ya se imparten programas específicos para directivos chinos y sobre estrategias de globalización empresarial.


"Las empresas chinas tienen cada vez más ganas de expandirse al extranjero pero se encuentran con que Europa y EEUU son mercados demasiado saturados", dice Nueno.