Domingo, 20 de Abril de 2008

El conductor continúa ingresado en el hospital y cuando le den el alta declarará

EFE ·20/04/2008 - 10:02h

EFE - Los servicios de emergencia trabajan en el lugar del accidente de autobús ocurrido en Benalmádena.

El conductor del todoterreno que causó el accidente en el que fallecieron ayer nueve personas y 38 resultaron heridas tras el vuelco de un autocar en Benalmádena (Málaga) está ingresado en un centro hospitalario de Málaga a la espera de declarar cuando los médicos le den el alta.

Fuentes cercanas a la investigación han dicho a Efe que al conductor, que duplicaba la tasa de alcoholemia permitida, todavía le están realizando una serie de pruebas médicas, y cuando los facultativos diagnostiquen su estado decidirán si ya puede declarar ante las autoridades pertinentes.

El accidente se produjo ayer sobre las 19.30 horas en el punto kilométrico 224 de la A-7, a su paso por la localidad malagueña de Benalmádena, al parecer por el adelantamiento antirreglamentario de un todoterreno, que hizo que el autobús se saliera de la vía y volcara.

Ayer tras ser ingresado en el centro hospitalario, al conductor se le realizaron una serie de analíticas y radiografías y todavía tienen que ser estudiadas por el radiólogo y el traumatólogo, entre otros.

Pese a que fue atendido y retenido en un primer momento por la Guardia Civil, actualmente está custodiado en el hospital por agentes de la Policía Nacional, pero de la investigación policial se ha hecho cargo el instituto armado.