Domingo, 20 de Abril de 2008

El Fuenlabrada ata la ACB y el Estudiantes roza la LEB

El Fuenlabrada asegura su continuidad en la ACB a costa del equipo colegial, que tiene un pie en la LEB

EFE ·20/04/2008 - 16:55h

EFE - El base español del MMT Estudiantes, Sergio Sánchez (i), entra a canasta ante el base mexicano del Alta Gestión Fuenlabrada, Chris Hernández (d), durante el partido correspondiente a la 30ª jornada de la ACB, disputado en el Telefónica Arena ante unos 10.300 espectadores.

El Alta Gestión Fuenlabrada continuará la próxima temporada en la Liga ACB, la máxima competición del baloncesto nacional, un hábitat que el MMT Estudiantes, por primera vez en 60 años de historia, está a punto de perder para caer a la LEB.

Los fuenlabreños fueron superiores en carácter, creyeron más en si mismos y resolvieron un duelo extremadamente difícil y exigente con mayor control emocional y más acierto en una recta final de partido nefasta para los colegiales, que perdieron dos posesiones vitales para su suerte, entre ellas, la del último ataque con 68-70 en el contador.

La tensión ha sido una constante en los diecinueve enfrentamientos anteriores entre ambos equipos. Últimamente, además, ha discurrido siempre por márgenes muy estrechos y con mucha intensidad sobre la cancha. Esos dos factores se multiplicaban por ene para el vigésimo partido: la permanencia estaba en juego para los dos.

Hay situaciones especiales en las que cuesta mucho más trabajo encontrar fluidez y que, normalmente, agarrotan a muchos jugadores. Suelen coincidir bien con finales o bien con encuentros decisivos como el que albergó el atestado Telefónica Arena. El Fuenlabrada logró sacudirse la presión justo a tiempo y manejó las últimas acciones con la cabeza fría y la muñeca firme.

Atenazados por la responsabilidad 

La primera parte atenazó al Estudiantes y al Fuenlabrada en la misma medida. Pocos puntos, muchos nervios y una gran ansiedad presidieron el primer y el segundo cuarto. Por eso, el parcial al descanso arrojaba un exiguo 29-29.

Las aportaciones de los jugadores, incluso de los más destacadas, carecían de continuidad, proliferaron las pérdidas de balón y los porcentajes de lanzamiento reflejaban toda la inquietud y toda la carga emocional que soportaban los jugadores.

El Estudiantes había fiado todas sus posibilidades de continuidad en la ACB al resultado de este encuentro. El Fuenlabrada, simplemente, aseguraba la permanencia con un triunfo. Ni que decir tiene la dimensión que eso daba al encuentro.

Los colegiales parecieron sacudirse los nervios al inicio del tercer cuarto. El triple les permitió abrir la mayor diferencia de la matinal en la Casa de Campo. Una cesta del esloveno Domen Lorbek desde el arco situó el tanteo en 48-39 (m.27), pero los fuenlabreños supieron reaccionar.

Los hombres de Luis Casimiro demostraron tener coraje y carácter para levantar una losa así de pesada, más que por la cantidad de puntos, por los condicionantes particulares del encuentro. Los triples también ayudaron al Fuenlabrada en esos instantes. El tercer cuarto acabó con un apretado 53-52. Por delante aparecían diez minutos dramáticos.

Final muy ajustado 

Un triple de Saúl Blanco puso por delante al Fuenlabrada (58-59), que consiguió una máxima diferencia de tres puntos en el penúltimo minuto. A partir de ese instante cada acción, cada bote, cada respiración se vivieron como si fueran la última vez.

Hernán Jasen devolvió la vida al Estudiantes con dos triples vitales. Uno empataba (63-63) y otro daba la delantera a los suyos (66-65). Pero llegó la quinta falta del alero, el estadounidense Tom Wideman metió un par de tiros libres (66-67), Sergio Sánchez cometió pie en el ataque colegial cuando faltaban veinticuatro segundos y el croata Marko Tomas hizo gala de pulso firme desde la línea de personal (66-69).

El reloj todavía guardaba veinte segundos. Cinco más tarde, Sergio Sánchez tampoco falló los tiros libres (68-69). El tiempo muerto estaba cantado. A la vuelta, Lorbek hizo falta sobre Tomas. El croata falló el primer lanzamiento y anotó el segundo (68-70), pero Carlos Suárez que había completado un excelente partidos, perdió el balón y Saúl Blanco remachó la permanencia del Fuenlabrada con un mate en contraataque. El Estudiantes, ahora mismo, está prácticamente descendido.

FICHA TÉCNICA

MMT Estudiantes 68 (17+12+24+15): Sánchez (11), Jasen (11), Suárez (14), Lewis (11), Pietrus (5) -cinco inicial-, Russell (6), Lorbek (6), Torres (4) y Junyent (-).

Alta Gestión Fuenlabrada 72 (15+14+23+20): Blanco (19), Tomas (12), Hernández (-), Guardia (12), Wideman (16) -cinco inicial-, Ferrán López (10), García (3) y Paraíso (-).

Árbitros: Martín Bertrán, Conde y Araña. Excluyeron por personales a Jasen (m.40).