Domingo, 20 de Abril de 2008

ETA comete en Elgoibar su segundo atentado contra las sedes del PSE en tres días

EFE ·20/04/2008 - 09:52h

EFE - El edil socialista de Elgoibar (Guipúzcoa) Miguel Fernández Moreno comprueba los destrozos causados por la explosión de una bomba colocada por ETA esta madrugada ante la sede socialista de la localdiad.

Una bomba colocada por ETA ha causado hoy importantes daños materiales en la sede del PSE/EE de la localidad guipuzcoana de Elgoibar, en el segundo atentado que la organización terrorista comete contra Casas del Pueblo socialistas en el plazo de tres días.

La bomba explotó ante la sede ubicada en el número 14 de la calle Urasandi a las 03.25 horas, casi una hora después de que un comunicante que habló en nombre de ETA alertara a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Vizcaya de la colocación del artefacto.

El comunicante efectuó la llamada a las 02.32 horas y avisó de que la bomba haría explosión a las 03.30, por lo que la Ertzaintza acordonó la zona y desalojó a los vecinos de dos portales de la calle Usasandi, además de alertar por megafonía al resto de los habitantes de las inmediaciones para que abrieran las ventanas y cerraran las persianas.

La bomba estaba compuesta por unos tres kilos de explosivo y fue activada mediante un temporizador, ya que la Ertzaintza ha encontrado en el lugar restos de este componente y cables, aunque aún investiga qué tipo de material se ha empleado en este atentado.

La onda expansiva de la bomba, que estaba metida en una bolsa de plástico, se dirigió al interior del local socialista, por lo que destrozó la persiana metálica de la entrada y la puerta, además de derrumbar parte de un tabique y de provocar otros desperfectos.

La explosión causó además daños en ventanas y persianas de los edificios colindantes y en unos ocho coches aparcados en las inmediaciones.

La Ertzaintza levantó el cordón policial a las 09.00 horas y la sede atacada ha quedado cerrada con tablones.

Respecto a la autoría del atentado, el consejero vasco de Interior, Javier Balza, aseguró que "ya existen identificaciones de alguno de los liberados" (de ETA), que podrían ser responsables de los últimos atentados contra las sedes socialistas en el País Vasco.

"Hay una cierta idea o análisis compartido entre las tres Policías (Ertzaintza, Policía Nacional y Guardia Civil) de la estructura, más o menos, a la que nos estamos enfrentando", adelantó Balza.

Un vecino de Elgoibar que vive frente a la sede atacada relató a los periodistas el mal trago pasado esta noche, cuando tuvo que ser desalojado de su vivienda, por culpa de "una nueva jugada de esa gentuza".

Este vecino indicó que siguió las instrucciones que la Ertzaintza dio a través de la megafonía para dejar las ventanas abiertas y las persianas cerradas y que posteriormente escuchó una gran explosión que "reventó todas las persianas".

Hasta el lugar se desplazaron representantes institucionales y de partidos políticos para expresar su solidaridad con el PSE/EE, entre ellos el alcalde de Elgoibar, Alfredo Etxeberria (PNV), quien anunció que mañana se celebrará una junta de portavoces para condenar el atentado.

Además el secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Miguel Buen, señaló que mañana al mediodía se celebrará en Elgoibar una concentración para repudiar estos hechos ante el Ayuntamiento, protesta que se repetirá a las siete de la tarde frente la Casa del Pueblo.

El portavoz del PSE/EE en Elgoibar, Ovidio Camepello, pidió al Gobierno Vasco que haya vigilancia en las sedes socialistas al considerar que atentados como el perpetrado esta madrugada en la Casa del Pueblo de su municipio "no pueden ocurrir".

El consejero vasco de Interior respondió en su comparecencia a esta solicitud y, tras recordar que ya existe un plan de refuerzo de la seguridad y vigilancia de las sedes socialistas, anunció que se esforzará "al máximo en reforzar lo ya reforzado".

Esta acción terrorista es la segunda de estas características que ETA comete en 72 horas, después de que el pasado jueves hiciera explotar una bomba compuesta por alrededor de 5 kilos de amonal contra la Casa del Pueblo del barrio bilbaíno de La Peña.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad