Domingo, 20 de Abril de 2008

El residente del Senado francés visitará China en un momento de alta tensión

EFE ·20/04/2008 - 11:49h

EFE - Varios policías chinos vigilan junto a un centro Carrefour en Pekín, ayer.

El Legislativo chino anunció hoy que el presidente del Senado francés, Christian Poncelet, llevará a cabo una visita oficial a China desde mañana, 21 de febrero, hasta el próximo día 27, viaje que coincide con una inédita explosión de sentimiento antifrancés en el país asiático.

Poncelet se reunirá con el presidente de la Asamblea Nacional Popular (ANP), Legislativo, Wu Bangguo, destacó un comunicado de esa institución citado por la agencia estatal Xinhua.

El hecho de que la visita se haya anunciado con tan sólo un día de antelación, y en domingo, podría significar cierto carácter de "emergencia" del viaje, que se produce después de que miles de ciudadanos chinos se manifestaran en supermercados Carrefour de todo el país pidiendo el boicot contra los productos franceses.

La prensa mostró imágenes de manifestantes quemando una bandera francesa en la ciudad de Qingdao, ciudad costera del este de China, mientras el Internet chino hierve de mensajes pidiendo a los consumidores del país que no compren en Carrefour o boicots similares a marcas como L'Oreal, Peugeot Citroen o Louis Vuitton.

Las iras de la ciudadanía china, que Pekín intenta calmar llamando a la moderación y oponiéndose a todo boicot, se producen después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijera en marzo que se planteaba no ir a la inauguración de Pekín 2008 si China no dialogaba con los tibetanos en el exilio.

Poco después, a principios de abril, la antorcha tuvo un accidentado paso por París, donde hasta tuvo que ser apagada.

En foros de Internet chino, se acusa a Francia de dar apoyo a los independentistas tibetanos, incluso financiero, y de dar una versión parcial de lo ocurrido en Tíbet el mes pasado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad