Sábado, 19 de Abril de 2008

Oliveira le da un respiro a La Romareda

Los tres puntos sacan al Zaragoza de los puestos de descenso y meten al Recreativo

JUAN CARLOS ESCOLANO ·19/04/2008 - 21:18h

El delantero del Real Zaragoza, Sergio García (i), celebra junto a su compañero el brasileño Ricardo Oliveira (d), el gol que ha marcado al Recreativo de Huelva. EFE

Ambiente y colorido como nunca en La Romareda, en la que una vez más la afición se volcó. Salió enchufado el Zaragoza y eso se notó, puso garra, juego y, en ocasiones, hasta gotas de calidad, lo que le hizo llegar con peligro a las inmediaciones de Sorrentino. Los maños sabían lo que se jugaban. Estar en el descenso a falta de tan pocas jornadas por disputarse es agobiante para la afición y los jugadores. El buen tono que exhibió el Zaragoza se reflejó pronto en el marcador, ya que un robo de balón de Aimar y su pase a Oliveira, lo llevó hasta la línea de fondo, y el centro atrás lo convirtió en gol Sergio García. Las cosas se ponían difíciles para el Recreativo, cuya necesidad de victoria y los motivos para conseguirla eran muy parecidos a los del equipo local.

Las ganas de Aimar

La chispa y las ganas de Aimar fueron determinantes en el comienzo del choque, pues sus cambios de ritmo y pases creaban incertidumbre en la defensa onubense, al igual que las arrancadas de Oliveira y Sergio García. Otro robo, esta vez de Oliveira, propició en su escapada el segundo gol. La tranquilidad invadió entonces a lo locales y asentó su juego. Así terminó la primera parte, con la expulsión de Marcos Rubén, que vio dos tarjetas en poco más de un minuto.

En la reanudación, el Recreativo salió dispuesto a recortar distancias y se fue arriba, pero los maños no perdieron el sitio y a la contra pudieron hacer más sangre de un Recreativo muy mermado. Oliveira y Sergio García tuvieron oportunidades para matar el partido, pero los fallos del brasileño y las paradas de Sorrentino lo impidieron. Hasta el minuto 78, en el que Oliveira cabeceó al fondo de la red una falta botada por Gaby.

Festival de tarjetas

Aquí se acabó el fútbol y continuó el rosario de tarjetas de Undiano, que concluyó con tres expulsados. El Zaragoza, que mejoró actuaciones anteriores, sale de esta forma de los puestos de descenso y toma aire, pero la victoria es sólo a los puntos y deberá amarrar otros resultados si no quiere caer en el infierno.

Los equipos de abajo querían la derrota de los locales, la cual podía sumergirles aún más en el pozo. Pero con este resultado son muchos los que tienen que temer, empezando por el campeón de Copa, el Valencia, a sólo dos puntos del descenso.