Sábado, 19 de Abril de 2008

Los representantes de la cultura musulmana piden a la prensa que evite hablar de "terrorismo islámico"

EFE ·19/04/2008 - 20:54h

EFE - (iz. a d.) El presidente de la Comunidad Sefardita de Jerusalén, Abraham Haim; el fundador de la Fraternidad Estrella de la Mañana, Abraham de la Cruz; el director del centro ecuménico Juan XXIII de Salamanca, Fernando López Garrapucho; el delegado ecuménico de la Diócesis de Zamora, Luis Zurrón; la presidenta del centro cultural islámico de Valencia, Amparo Sánchez Rosell, y el archimandrita del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, Demetrio, durante el I Congreso Internacional Encuentro de Culturas, en Zamora.

Los promotores de la cultura islámica en España que participan en Zamora en un congreso sobre culturas para la paz han pedido a los medios de comunicación que eviten utilizar expresiones como terrorismo islámico o guerra santa.

La propuesta ha partido de la presidenta del Centro Cultural Islámico de Valencia, Amparo Sánchez Rosell, que esta mañana ha intervenido en una de las mesas redondas del I Congreso Internacional "Encuentro de Culturas. Camino para la Paz".

El Congreso celebra desde el pasado jueves y hasta mañana sábado en Zamora y en Braganza (Portugal).

Sánchez Rosell ha abogado por consensuar entre los medios de comunicación y las entidades musulmanes "ciertos términos y código morales".

Entre estos términos, la presidenta del Centro Cultural Islámico ha resaltado el de "terrorismo islámico", una expresión que a su juicio se debería desterrar de los medios de comunicación, porque con ella se está "criminalizando" a los más de 1.500 millones de musulmanes que hay en el mundo.

Del mismo modo, Sánchez Rosell se ha mostrado partidaria de no utilizar "guerra santa" como sinónimo de la yihad islámica.

Estas cuestiones se analizarán próximamente en unas jornadas multidisciplinares que se desarrollarán en Valencia los próximos 8 y 9 de mayo, en colaboración con la Unión de Periodistas Valencianos.

La presidenta del Centro Cultural Islámico de Valencia también ha alertado de la utilización que se hace muchas veces de la religión como excusa para promover guerras.

En su opinión, el auténtico motivo de estos conflictos bélicos es territorial, económico o político, pero se utiliza la religión porque así es más fácil que la gente acceda a morir o a matar, aunque los que lo hacen "deberían pensar que las religiones nos dicen que no hay que matar".

Sánchez Rosell ha coincidido con otro de los ponentes del congreso, el catedrático y presidente de la Comisión Cultural del Consejo de la Comunidad Safardí de Jerusalén, Abraham Haim, en opinar que las distintas religiones tienen más puntos de unión que de separación.

Abraham Haim ha asegurado que el conflicto palestino-israelí es político y no religioso, ya que Israel respeta los derechos religiosos y no tiene intención de "crear un nuevo Berlín" en Jerusalén, con un muro de separación que divida la ciudad.

Haim ha abogado por fomentar el diálogo entre las distintas religiones, ver lo que tienen en común y utilizar los valores positivos de cada una de ellas para llegar a la paz.

Ha echado de menos que hoy en día no haya líderes políticos como Gandhi, que quería alcanzar sus objetivos sin violencia, y se ha mostrado favorable de potenciar la Alianza de Civilizaciones como encuentro de culturas para la paz.

El I Congreso Internacional "Encuentro de Culturas. Camino para la Paz" ha contado con una treintena de ponentes pertenecientes a distintas confesiones religiosas, como el cristianismo, el judaísmo, el islamismo y el hinduismo.

El encuentro, en el que también han tenido cabido personas agnósticas y ateas, pretende ser un punto de partida para fomentar el diálogo entre distintas religiones en colaboración con universidades como la de Estambul y la de El Cairo, según ha explicado el coordinador del Congreso, Alfonso Ramos de Castro.