Sábado, 19 de Abril de 2008

Botín defiende el modelo del Santander ante la crisis y la política de compras "selectiva"

EFE ·19/04/2008 - 13:41h

EFE - El presidente del Banco Santander, Emilio Botín.

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha defendido el modelo bancario de la entidad, que lo sitúa en una "clara" posición de ventaja "cualquiera que sean las circunstancias económicas", al tiempo que ha apostado por una política de adquisiciones "selectiva".

En su carta a los accionistas del banco incluida en el Informe Anual 2007 de la entidad, Botín muestra su "gran confianza en el futuro" y espera que el beneficio por acción de la entidad y el aumento de su dividendo superen "significativamente" cada año a los de sus competidores.

Pese al actual entorno financiero "difícil", el banco mantiene sus objetivos de incrementar el beneficio por acción en el 15 por ciento anual en 2008 y 2009 e insiste en que los inversores continuarán premiando en el presente ejercicio a los bancos "bien gestionados y con perspectivas de crecimiento".

El presidente califica el pasado ejercicio de "excelente" al haber logrado los mejores resultados de su historia, a pesar del periodo especialmente complicado para el sector financiero internacional.

Estas circunstancias, explica, han impulsado la necesidad de prestar especial atención a la liquidez y al capital en la gestión y de restablecer un equilibrio "razonable" entre la rentabilidad y el riesgo de las operaciones de crédito.

Para restaurar la confianza de los inversores, Botín considera que la "clave" está en la transparencia, y para afrontar el contexto actual, defiende la estrategia del Santander, basada en la diversificación del negocio, enfocada en la banca comercial y en la prudencia en la toma de riesgos.

La fuerte presencia en mercados maduros y emergentes, la innovación con nuevas tecnologías y la capacidad del banco para captar, desarrollar y retener al "mejor" equipo gestor, son otros razones por las que, según Botín, el banco ha logrado ha logrado su fortaleza.

El presidente asegura, además, que el banco ha conseguido crear valor mediante adquisiciones y con la venta de activos no estratégicos.

Así, destaca que su política de compras será "selectiva" y basada en criterios estratégicos y financieros estrictos, y matiza que el retorno de esas inversiones deberá, "en todo caso", superar el coste de capital en un periodo máximo de tres años.

La adquisición de Banco Real en 2007 y la venta de Antonveneta -ambos activos que le correspondieron como parte del reparto de ABN Amro- reflejan, según Botín, la disciplina de capital que el banco ha impuesto en sus decisiones.

Precisamente sobre la compra de Banco Real, el presidente del Santander señala que ha sido una operación "excelente" que tendrá desde el primer año un impacto positivo sobre el beneficio por acción y un retorno sobre la inversión del 18 por ciento.