Viernes, 18 de Abril de 2008

El CGPJ decidirá en 15 días si abre diligencias sobre el crimen de Alovera

PATRICIA RAFAEL ·18/04/2008 - 22:04h

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en su próxima reunión del 29 de abril, decidirá si abre o no diligencias informativas a la anterior titular del juzgado de Instrucción número 5 de Torrejón de Ardoz, quien instruyó la causa que finalizó en el crimen de Alovera, según señalaron ayer fuentes del Consejo.

La decisión se ha tomado tras conocerse las conclusiones del informe realizado por la Inspección del CGPJ, después de que Javier Lacasa matara el pasado jueves a su ex mujer, a la actual pareja de ésta y luego se suicidara.

El agresor tenía una orden de alejamiento desde el 2 de septiembre de 2006. Según se desprende del informe, la mujer denunció varios quebrantamientos: envíos de SMS, pinchazo de ruedas de su vehículo, apropiación de su correo personal y presencia del denunciado en las inmediaciones del domicilio.

Petición de ingreso en prisión

Los abogados de la víctima solicitaron reiteradamente que se adoptara la prisión provisional para Javier Lacasa. Todos fueron denegados. En el informe, no queda claro si se debió a retrasos en la tramitación del caso, en el que llegan a participar hasta cuatro jueces, o si es debido a la pasividad de los magistrados.

Esta circunstancia se sabrá después de que la Disciplinaria decida abrir o no diligencias informativas. Si tras la investigación se prueba que hubo pasividad de la magistrada, se le abrirá expediente disciplinario. De lo contrario, se realizará una petición de archivo, explicaron fuentes del Consejo.  

El informe señala la actuación en el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: no consta en las actuaciones el informe policial (en este caso, de la Guardia Civil, que es a la que acude a denunciar la víctima) de evaluación inicial de riesgo. Tampoco el de evolución, ni de seguimiento y contacto con la mujer.

El escrito de la inspección, que en ningún caso tiene carácter sancionador, señala de igual manera la enorme carga de trabajo del juzgado (un 190% más de lo que le correspondería). Tampoco se libra la funcionaria encargada de la tramitación de la causa desde septiembre de 2007. En un escrito, la actual titular del juzgado de Torrejón de Ardoz asegura que ha cometido “graves errores” y agrega que “carece de toda diligencia para el desempleo de sus funciones”.

La Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid abrió el pasado viernes un expediente informativo a la psicóloga encargada de examinar tanto a la víctima como al agresor. Según señalaron ayer fuentes de la Consejería, la afectada aún no ha presentado sus alegaciones. La médico aseguró en su informe que “desde el punto de vista psicológico, no se puede hablar de maltrato en el ámbito familiar”. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad