Domingo, 20 de Abril de 2008

La deducción de 400 euros no se hace igual para todos

Los trabajadores por cuenta propia que hacen declaración trimestral podrán descontarlos a partir de junio

AINHOA LARREA ·20/04/2008 - 05:50h

El Consejo de Ministros aprobó el viernes el decreto ley que incluye en el IRPF la deducción fiscal de 400 euros que podrán aplicar a partir de junio asalariados y pensionistas en sus retenciones y los autónomos en sus pagos fraccionados -los que hacen declaración cada trimestre-. Los autónomos que no abonen a Hacienda pagos fraccionados, deducirán los 400 euros en la declaración del IRPF que presenten el año que viene.

Abogados, economistas, arquitectos, freelances del periodismo... De los más de tres millones de autónomos que hay en España, casi la mitad son profesionales. En este caso, sólo están obligados al pago fraccionado si más del 70% de su facturación no está sujeto a retención (cuando trabajan para una empresa u otro profesional, sus honorarios están sujetos a retención que debe hacer la empresa que paga). Se barajó la posibilidad de que estos trabajadores incluyeran una retención menor en sus facturas a las empresas, pero, como explica el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, "costaría más dinero gestionar la medida que la propia medida en sí", dado el volumen de facturas que se hacen.

¿Dónde y cuándo se deducen los 400 euros?
Los autónomos que presentan pagos fraccionados ante Hacienda podrán descontar los 400 euros en ellos: 200 euros en julio (se agrupará lo correspondiente al primer trimestre), otros 100 en octubre, y los 100 restantes en diciembre.

¿Y si no me da la cuota trimestral para aplicar toda la deducción?
Las deducciones se irán arrastrando de un trimestre a otro, de forma que lo que no se consuma en un trimestre se podrá acumular al siguiente hasta la declaración final, tanto en los sistemas de estimación directa como objetiva (por módulos).

¿Cómo se arrastra la deducción?
Un ejemplo práctico: si en julio el pago fraccionado del autónomo en cuestión es de 150 euros, se deducirá 150 euros y los otros 50 los acumulará para el pago fraccionado de octubre. En ese trimestre le corresponde deducir 100 euros, a los que sumará los 50 que no pudo descontar en julio. En diciembre deducirá 100 euros, que son los que completan los 400 euros.

¿Y si tengo retenciones en nómina y pagos fraccionados?
Para los casos de doble renta, procedente del trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia, se dará preferencia a la deducción en rendimientos de trabajo sobre la deducción en los pagos fraccionados por actividad económica.

¿Cuál es el ahorro fiscal?
La deducción de 400 euros en el IRPF supondrá un ahorro fiscal para los trabajadores por cuenta propia de 1.000 millones de euros, que se añaden a los 5.000 millones que se ahorrarán los asalariados y los pensionistas.

Organizaciones de autónomos como ATA, UPTA y OPA han acogido con satisfacción la deducción recién aprobada, aunque reclaman más incentivos fiscales para el amplio colectivo de emprendedores.