Viernes, 18 de Abril de 2008

Aguirre opina que "la irregularidad quedará como una anécdota si vamos a 'Champions'"

EFE ·18/04/2008 - 18:41h

EFE - El centrocampista argentino del Real Betis, Leandro Daniel Somoza (i), lucha un balón con el centrocampista portugués del Atlético de Madrid Nuno Ricardo Oliveira "Maniche" durante el partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga de Primera División.

El mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, afirmó hoy que la irregularidad durante la presente temporada quedará como una "anécdota" si su equipo consigue entrar en Liga de Campeones y apuntó que mañana, ante el Betis, hay que dar "prioridad al resultado".

A falta de seis jornadas para el final de Liga, el técnico admitió que "siempre" le queda la "sensación" de que su equipo podría tener más puntos, pero advirtió: "Si somos capaces de mantener el cuarto puesto e ir a 'Champions' quedará como anecdótico la irregularidad, las derrotas innecesarias, aquella mala fortuna, aquella expulsión tonta..."

"Lo importante es el objetivo y hasta el 18 de mayo estaremos peleándolo", continuó el preparador mexicano, que consideró que las "circunstancias" obligan a utilizar ahora el discurso de los triunfos por encima del bueno juego, aunque reconoció: "Al inicio de temporada intentas propuestas de fútbol alegre, bonito y de goles".

"La cuota de gol -agregó- ha estado bien, a juzgar por los últimos resultados en casa, con Barcelona, Levante y Almería, que la gente ha salido contenta, pero hemos sido irregulares en cuanto a línea de juego, a defender todos mejor, a fuera de casa mostrar mayor solidez. Y eso no nos ha permitido auparnos hacia arriba".

Y avisó: "Salvo el Racing, que tuvo una línea prácticamente muy buena todo el año, y el Almería, los 18 equipos restantes hemos sido irregulares. No es consuelo, pero la Liga es complicada".

El técnico todavía recuerda la pasada campaña, en la que su equipo perdió su posición europea en la última jornada. "El pasado te permite saber qué no debes hacer igual, por lo menos, y tratar de corregirlo. El año pasado fue un error de cálculo, porque calculamos que con 60 íbamos a UEFA", repasó.

"Sacamos un estudio -añadió- de los últimos diez años y el número clave era 60. Hicimos nuestras cuentas, vimos a los seis rivales que estaban arriba y abajo y dejamos fuera al Villarreal, porque estaba a once puntos, pero luego ganó 24 de 24 e hizo 62. Moraleja: no hagas cuentas alegres y toma en cuenta a todos tus rivales".

"Y hoy estamos con eso. Nosotros ahora no quisimos hacer cuentas, dijimos a los jugadores y a nosotros mismos que vamos partido a partido y vemos quién está arriba y quién es nuestro siguiente rival. No estamos pensando en lo que hay abajo. Queremos ir partido a partido y pensar que nosotros ahora, a diferencia del año pasado, no dependemos de que pinche alguien, dependemos de nosotros", dijo.

Mañana espera el Betis. "Tenemos que empezar desde el minuto uno pensando que hay 90 minutos para hacer un gol más que el rival, que hay que priorizar el resultado. Y luego veremos que hacen los rivales y veremos si esos empates, seis a lo largo de la temporada, nos sirven para el resultado final", aseguró.

"El Betis tiene bajas, pero eso siempre opera en dos sentidos. Al final juegan once y la gente que salga querrá hacerlo bien porque hace tiempo que no juegan. Pierden potencial ofensivo, el gol que tienen Edu, Pavone y Mark González, pero seguramente la gente que juegue lo hará muy bien", analizó sobre su rival.

"Yo creo que el Betis está prácticamente salvado, con lo cual eso ya habla bien. El otro día perdieron en casa con el Levante y eso nos sorprendió a todos, pero venían de tres victorias, dos de ellas fuera en sus últimas dos salidas ante el Osasuna y el Zaragoza, que no es poco. Hay que estar muy alerta a su contra", añadió.

El Atlético lleva diez años sin ganar en el Día de las Peñas, que coincidirá mañana con el duelo ante el Betis. "No soy supersticioso y no creo en esas cosas. Si no ganamos será porque jugamos mal, no porque sea el día de las peñas", valoró el técnico, que recordó que su equipo no mereció en Valladolid más que un empate.

También habló del anuncio de huelga de los jugadores del Levante para el encuentro de dentro dos jornadas frente al Recreativo. "La realidad es que no es un escenario muy agradable, visto desde lejos, la situación que vive actualmente el Levante. Yo, en su momento, felicite al técnico por su entrega y orgullo y a los jugadores no hay más que admirarlos por su entereza y su profesionalismo", comentó.

"Entiendo que hay situaciones límite. El profesional le da paso al ser humano, al que tiene que comer, al que tiene hijos, al que tiene que pagar la hipoteca... Y entonces hay que tomar medidas drásticas. Ellos están en ese punto y es respetable. Y luego el reglamento está para cumplirse. Desconozco ante una situación tal qué podría suceder. Vamos a esperar acontecimientos", declaró.