Viernes, 18 de Abril de 2008

Sergio Ramos: "No me arrepiento de haberme infiltrado; lo hago por el equipo"

EFE ·18/04/2008 - 18:48h

EFE - Sergio Ramos, defensa internacional del Real Madrid, se mostró molesto por la falta de apoyo público de sus compañeros y el club, tras su última expulsión en Mallorca.

Sergio Ramos reconoció que ha tenido que ser infiltrado por los médicos del Real Madrid para jugar varios partidos, un hecho del que admitió no se arrepiente porque dijo que lo hizo "por el equipo" aunque, a la larga, no sean acciones beneficiosas para un futbolista.

"Las infiltraciones no son buenas y si son tantas peor, pero eran partidos importantes que nos gustan jugar a todos los futbolistas. A veces hay que ser más calmado y pensar en uno mismo para que después no te pase factura durante un par de meses", dijo.

"No me arrepiento de haberme infiltrado porque lo hago por el equipo, pero si no estás al cien por cien no llegas a tiempo, y esas milésimas marcan la diferencia a la hora de recibir una tarjeta. Los errores están para aprender y corregirlos", agregó.

Precisamente el tema de sus amonestaciones, centró buena parte de la rueda de prensa de Sergio Ramos. Tras mostrarse molesto con sus compañeros y el club, por no defenderle públicamente tras una expulsión injusta en Mallorca, como reconocieron posteriormente los comités, el defensa admitió que le han colgado "una etiqueta".

"Respeto a los árbitros, tienen derecho a equivocarse, pero no estoy contento con algunas actuaciones. Voy con fuerza al balón, soy un jugador impulsivo, pero muchas veces se malinterpretan mis acciones. Me cuelgan una etiqueta que es difícil de quitar, pero me la quitaré porque se que me perjudica", manifestó.

Sergio Ramos afirmó que "tiene un enorme valor revalidar el título de Liga", aunque de conseguirlo no cree que sea "una temporada sobresaliente".

La posibilidad de que el Real Madrid se proclame campeón contra el Barcelona o incluso reciba pasillo de su gran rival, gusta en el vestuario. Ramos fue el primer madridista en reconocerlo.

"A todos nos gusta lo del clásico en casa, se mira con otros ojos, pero tenemos que estar muy tranquilos y mantener nuestra diferencia de puntos. Dependemos de nosotros y no se nos puede escapar. Hay que luchar sea contra quien sea, porque sería un error muy grande que se nos fuera el título", dijo.

Por último fue crítico consigo mismo y admitió que ha jugado partidos a un nivel más bajo, aunque confía en que acabar con fuerza la Liga.