Viernes, 18 de Abril de 2008

El Gobierno destinará 201 millones al plan para recolocar a los parados

EFE ·18/04/2008 - 17:34h

EFE - Jóvenes esperan para apuntarse en el censo de parados en una oficina del INEM.

El plan extraordinario de recolocación de desempleados aprobado hoy por el Ejecutivo tiene un coste de 201,32 millones de euros y dos actuaciones centrales, contratar a 1.500 "orientadores" y dar una ayuda extraordinaria de 350 euros a los parados con "especiales dificultades".

La iniciativa, elaborada por el Ministerio de Trabajo, se denomina "Plan Extraordinario de Orientación, Formación Profesional e Inserción Laboral" y tiene un "marcado carácter temporal", según el departamento que lo ha diseñado.

Además, no sólo se aplicará a los parados de la construcción y de los servicios inmobiliarios, sino que beneficiará a todos los desempleados, precisó el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En un principio, la idea del anterior ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, era que sólo afectará a los parados de la construcción, pero ante las peticiones de los sindicatos, decidió ampliarlo a todos los apuntados en los servicios públicos de empleo.

Según una nota del Ministerio de Economía y Hacienda, este plan "especial" tiene como primer elemento "básico" el reforzamiento de las acciones de inserción laboral y formación profesional.

Para ello, se contratarán a 1.500 "orientadores", que se encargarán de elaborar itinerarios personalizados de búsqueda de empleo para los parados.

La segunda actuación central de dicho plan es ofrecer una ayuda extraordinaria de 350 euros mensuales durante tres meses para desempleados con "especiales dificultades" de inserción laboral y cuyas rentas sean inferiores al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) para 2008 (516,9 euros mensuales).

Según fuentes del Gobierno, esos 201,32 millones de presupuesto podrían ser ampliados si fuera necesario e incluso se podrían dar nuevas dotaciones para ejercicios posteriores a 2008.

Además, precisaron que 50 millones se destinarán a la contratación de los 1.500 "orientadores", los cuales, además de diseñar itinerarios personalizados, deberán hacer prospecciones entre las empresas para detectar sus necesidades de empleo.

La previsión del Ministerio de Trabajo e Inmigración es que el plan permita aumentar las oportunidades de empleo de medio millón más de desempleados.

En cuanto a la ayuda de los 350 euros, otro de los requisitos para cobrarla es que no se reciba ningún tipo de prestación social.

Además de esa ayuda, habrá otras para la movilidad de los trabajadores (a partir de 100 kilómetros de su lugar de residencia), para cubrir gastos de mudanza, de alojamiento y de guardería o atención de personas dependientes.

La razón que da Trabajo es que, en el área de inserción, se considera indispensable facilitar la movilidad geográfica

En el caso de desplazamiento, la ayuda máxima será equivalente a cuatro veces el IPREM, al igual que la de mudanza.

La de alojamiento podrá llegar hasta diez veces el IPREM y cubrirá los doce primeros meses de vigencia del contrato, mientras que la de guardería, se limitará como máximo hasta cuatro esa renta y también abarcará los doce primeros meses de vigencia del contrato.

Los plazos de puesta en marcha del plan son los siguientes: hoy ha sido aprobado por el Consejo de Ministros, se tiene que habilitar el crédito, y en quince días se convocará una Conferencia Sectorial para distribuir el dinero entre las comunidades.

Por tanto, en mayo debe empezar a aplicarse, según el Ejecutivo, que destaca que ha tenido buena acogida entre los agentes sociales (sindicatos y empresarios).