Viernes, 18 de Abril de 2008

Sergio Ramos, dolido por no sentir el respaldo del club con las tarjetas

Reconoce que ha atravesado un mal momento y, aunque no se arrepiente haberlo hecho, cree que las infiltraciones le han "pasado factura"

AGENCIAS ·18/04/2008 - 15:41h

 

El defensa del Real Madrid Sergio Ramos ha mostrado hoy su disgusto por haberse sentido solo y no sentir el respaldo del club tras su expulsión en el ONO Estadi por una segunda tarjeta amarilla que luego los Comités le quitaron, al tiempo que reconoció haber atravesado un mal momento debido al cansancio y quizá por las consecuencias de haber jugado infiltrado en varios partidos.

El zaguero ha sido cuestionado por ser excesivamente 'impulsivo' y ganarse demasiadas amonestaciones, pero lo que le duele es no haber contado con el respaldo de su club. "Molesto no, pero espero que el club dé la cara, como con la segunda tarjeta (en Mallorca) que me quitaron que no fue. Me sorprendió no escuchar a nadie que dijera nada, pero es la realidad, no espero nada por parte de nadie, estoy contento con lo mío e intento aprender solo", sentenció.

Intentará quitarse la etiqueta de jugador impulsivo 

El sevillano, al ser cuestionado sobre si de estas palabras podría desprenderse cierto malestar, explicó que "nadie es tonto y todo el mundo sabe" lo que quería decir. "La vida es así, en este mundo que es el fútbol y hay asimilarlo con los que se pueda", zanjó.

El defensa no quiso, sin embargo, criticar a los árbitros, "son personas y tienen derecho a equivocarse", apuntó, pero si lamenta que su forma de juego le haya hecho colgarse "una etiqueta" de futbolista duro o impulsivo que le va a "costar" quitarse, aunque lo va a "intentar".

Sin embargo, no duda a reconocer que su bajo estado de forma de las últimas semanas puede haberle afectado en este sentido. "Durante la temporada hay altibajos en todos los jugadores y he atravesado una racha un poquillo más floja, pero vuelvo a recuperarme y estas semanas de descanso me lo han permitido. Me encuentro con ganas de terminar la Liga a un buen nivel para después afrontar la Eurocopa", dijo.

En ese mal momento pueden haberle afectado las infiltraciones porque "llega un momento que no son buenas", aunque no se arrepiente de haberlo hecho porque "eran partidos importantes que a todos nos gusta jugar".

"No sería una temporada sobresaliente, pero sí importante"

Respecto a la temporada, cree que ganar la Liga es "muy importante, aunque a lo mejor no se valora tanto por las eliminaciones en 'Champions' y Copa". "No sería una temporada sobresaliente, pero sí importante", destacó.

Por eso, sólo piensa en conquistarlo lo antes posible. "A todo el mundo le preocupa más el 'clásico', el rival al que la gente mira con otros ojos, pero nosotros tenemos que estar tranquilos, sabiendo que dependemos de nosotros y no se nos pueda escapar la Liga. Cuando sea no nos preocupa, lo que sí sería preocupante es que se nos fuera la Liga, que sería un error muy grande", dijo.

De hecho, tampoco le dedica tiempo a la renovación de su contrato. "Siendo realista, es lo que menos me preocupa, ni lo pienso. Me alegro por mis compañeros, pero sólo pienso en el título, acabar bien la Liga y hacer un buen papel en la Eurocopa. Después, si nos tenemos que sentar nos sentaremos, pero a día de hoy no es lo más importante", dijo.

Noticias Relacionadas