Viernes, 18 de Abril de 2008

Maruja Torres niega que exista objetividad periodística y apuesta por la honradez

EFE ·18/04/2008 - 17:11h

EFE - La periodista y escritora Maruja Torres reivindicó hoy la necesidad de hablar en el periodismo no de objetividad sino de honradez.

La periodista y escritora Maruja Torres reivindicó hoy la necesidad de hablar en el periodismo no de objetividad sino de honradez, e instó a recuperar el análisis y la contextualización de las noticias.

"No hay que hablar de objetividad porque no existe, hay que hablar de honradez. Lo honrado es decir lo que se ve. No se puede ser opinativo en una nota puramente noticiosa, pero se puede ser justo", afirmó durante su participación en el Festival de los Escritos de Mujeres, que se inició el pasado 16 de abril y finaliza hoy en Rabat.

La autora catalana defendió en la capital marroquí que "mirar es lo primero que tiene que hacer un periodista" y que "en ese proceso es imposible que alguien que se va a dedicar al periodismo no adopte una actitud moral".

Premio Planeta en 2000 por "Mientras vivimos", Torres sostuvo que "el periodista tiene que tener conciencia" y abogó por contextualizar siempre la noticia, para que el lector sepa "cómo empezó todo y quién es la víctima".

Consideró además que "no hay nada como el periodista que va, analiza y se entera" de lo que pasa, y lamentó que eso vaya a "desaparecer con Internet porque a las empresas les cuesta dinero".

"Internet está facilitando a las empresas aquello que más necesitaban: fuentes anónimas y baratas, pero eso también hay que filtrarlo", indicó Torres, para quien aunque "el periodismo libre no puede vivir sin el mercado, el periodismo que sólo es mercado jamás será libre".

La autora, quien afirmó que el periodismo es lo que le dio "vida, experiencia, madurez, punto de vista y sobretodo estilo", agregó que el reportaje es "la madre, el crisol, el árbol que contiene todas las ramas" de esa profesión, puesto que "se opina, se entrevista, y finalmente se escribe casi como un relato".

Para ella la técnica del periodista "es muy literaria, sólo que la verdad debe ser completa", y ante el poder y la competencia de las imágenes subrayó que "no hay nada como describir", porque la historia que subyace en una fotografía "no podría explicarse ni con mil palabras".

Durante su charla expresó además que "el trabajo del escritor es llegar más abajo, explicar el origen humano de las cosas y narrarlo luego como lo requiera el tema", y subrayó la importancia de la independencia económica para tener "menos tentaciones de decir lo que el poder quiere".

Añadió que el lugar en el que tiene que estar un periodista es "el inadvertido" para ser capaz de poder mirar lo que sucede, algo que según ella comparten tanto el periodismo como la literatura, dos facetas de su vida entre las que prefiere no elegir.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad