Jueves, 17 de Abril de 2008

Milo Manara: "El espectáculo ha acabado con el erotismo como camino para la liberación"

El dibujante italiano y sus mujeres voluptuosas, protagonistas del 26º Salón Internacional del Cómic de Barcelona

REBECA FERNÁNDEZ ·17/04/2008 - 23:17h

JOSE COLÓN - Milo Manara durante la entrevista en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona.

Tras una mirada tranquila y un gesto sereno está el arquitecto de fantasías que ha plagado de mujeres el mundo del cómic. Exuberantes, provocadoras y muy carnales, las féminas de Milo Manara (Italia, 1945) conservan intacta su sensualidad en un universo donde, a veces, lo sugerente queda sepultado por lo explícito.

Este mago del erotismo, con una clara conciencia política de izquierdas, es discípulo de Hugo Pratt y Federico Fellini y autor de obras como El Clic, El perfume del invisible o H.P.y Giuseppe Bergman. Sin estridencias y en voz baja, Manara ha llegado al Salón Internacional del Cómic de Barcelona protegido, cómo no, por sus inseparables compañeras.

Erotismo y pornografía, ¿dónde está la línea que los separa?

Siempre he tenido como referencia una frase de Woody Allen que dice que la pornografía es el erotismo de los otros. No creo que exista una línea que separe ambos elementos ya que, desde el punto de vista cultural, los dos evolucionan en el tiempo y en el espacio. Creo que sólo podría establecerse la diferencia en lo que respecta a la intención del autor. Si un creador está representando las fantasías eróticas, un acto que puede llegar a ser difícil y doloroso, y es un trabajo honesto consigo mismo, eso es erotismo. Si sólo quiere vender diez kilos de papel es pornografía.

Desde el inicio de su carrera, a finales de los sesenta, ha estado vinculado políticamente a la izquierda y ha destacado el valor social del arte. ¿Cree que el erotismo puede ser empleado como arma de cambio?

En la época en la que yo comencé sí, pero en este momento es más difícil porque creo que la transformación de todo en espectáculo ha acabado con el erotismo como camino para la liberación. Mi intención siempre ha sido mostrar los efectos sociales del erotismo, no los aspectos privados. De hecho, nunca he dibujado a dos personas haciendo el amor.

Entonces, ¿se podría concluir que el erotismo ya no tiene cabida en una sociedad donde triunfa lo explícito?

Todavía queda un espacio para él, pero es desde el punto de vista del entretenimiento, no de la liberación de las personas.

¿Qué hace de un retrato femenino una mujer Manara?

En mis historias las mujeres tienen un papel muy activo, tienen conciencia de lo que están haciendo, y, en general, las víctimas son los personajes masculinos, cuya categoría moral es inferior a la de ellas. En lo que respecta a sus rasgos físicos, dependen de una necesidad narrativa. Cuando empiezo una historia hago un casting mental donde escojo unos modelos para que ayuden al desarrollo de la historia.

"En mis historias las mujeres tienen un papel muy activo"

¿Cómo ha cambiado su visión de las mujeres desde que empezó a dibujarlas?

Al principio el modelo inspirador de la mujer guapa eran las actrices. Ahora encuentro la inspiración en la calle. No existen mujeres feas. Parece como si la evolución de la mujer haya ido hacia el modelo que yo tenía en la cabeza cuando empecé.

¿Cuando dibuja, a qué tipo de lector se dirige?

No tengo una idea clara de un lector. De hecho, sólo hago las cosas que a mí me gustan, esperando que mi trabajo también le guste a otras personas. Recibo muchas cartas y mails de gente que se reconoce en mi obra, y lo más interesante es que la mayoría son mujeres. Además, mandan fotos para ser modelos de mis dibujos.

Pero su erotismo es masculino...

Creo que hay un erotismo femenino diferente del masculino. Yo creo que el mío es masculino pero eso no excluye que haya mujeres que le encuentren interés, ya sea por adaptarse al mundo de los hombres o simplemente para entenderlo.

¿Qué busca con sus historias: entretener, revolucionar, transmitir valores...?

Hugo Pratt me enseñó que no existe la diversión por la diversión, que detrás de la aventura siempre hay algo de conciencia. Si cada mañana al despertar uno repitiera una frase de Dante Alighieri en La Divina Comedia que dice algo parecido a: "Considerad de dónde venís, no fuisteis hechos para vivir de manera vulgar, sino para perseguir virtud y conocimiento", cambiaría el planeta. Este mismo concepto está también expresado en el Ulises de James Joyce, que pone una aventura en un día que es imposible de realizar físicamente, es una aventura mental para demostrar que no somos libres en el mundo en el que estamos.

 ¿Cómo fue trabajar con dos genios como Hugo Pratt y Federico Fellini?

La relación era la que hay entre el maestro y el aprendiz. Yo reivindico por un lado este tipo de relación, típica del Renacimiento. Es un orgullo, porque Pratt hizo dos guiones para mí y Fellini también me dio otros dos.

¿Alguna vez han censurado alguna de sus obras?

Normalmente trabajo con los editores y aplico una forma de censura preventiva para no correr el riesgo de que retiren la publicación. La única vez que me han censurado fue en Suráfrica, antes de Mandela, donde me prohibieron tres libros cuando, por ejemplo, Marcuse sólo tenía prohibidos dos.

¿Cómo ve el futuro del cómic?

Hay muchos autores que son muy buenos pero creo que faltan maestros. Además ha habido un cambio en el mercado. Antes, el cómic se difundía a través de las revistas que iban dirigidas a un público especializado. Estas revistas permitían a los jóvenes autores tener acceso a los lectores porque incluían a cuatro grandes autores que llamaban a la venta, pero dejaba un espacio para los que estaban empezando. El libro hace más difícil a los autores jóvenes llegar al público, porque tienen que encontrar a un editor dispuesto a arriesgarse. Estoy a favor de esta evolución, pero estamos en un momento crítico del salto del cómic como género a ser un producto general, que es una forma de expresión donde caben todos los géneros.

Usted está implicado en la política de su país. ¿Cómo ha llevado la victoria de Silvio Berlusconi en las elecciones?

Soy amigo personal de Veltroni, líder del Partido Democrático. De hecho, di mi nombre y el apoyo público a la lista del partido. Así que la derrota de la izquierda ha sido una doble derrota para mí, tanto general para el país como personal. Estoy doblemente dolido.

¿Qué le parece que Berlusconi considere que Zapatero ha hecho un gobierno "demasiado rosa"?

Berlusconi dice muchas tonterías por las que los italianos sentimos vergüenza. A la gente que tiene la suerte de vivir fuera de Italia le llegan una o dos al mes, pero para los italianos es prácticamente una al día. Así que, paciencia.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad