Viernes, 18 de Abril de 2008

El lince muerto en Doñana tenía parvovirus

Los análisis determinan que la muerte se debió a un traumatismo severo aún sin identificar

MANUEL ANSEDE ·18/04/2008 - 05:00h

Un ejemplar de lince ibérico en Doñana.

El laboratorio clínico de la Universidad de Zurich ha determinado que el ejemplar de lince ibérico hallado muerto el pasado 2 de abril en el Espacio Natural de Doñana tenía parvovirosis felina, una enfermedad viral que provoca graves vómitos y diarreas. Sin embargo, según el informe de la necropsia, el animal murió por un traumatismo severo, aún sin identificar, que motivó la rotura de su bazo. Dos análisis diferentes han descartado la presencia del virus de la leucemia felina, que el año pasado mató una decena de linces en Doñana.

El hallazgo del cadáver de Clavo, un lince radiomarcado, provocó el enfrentamiento entre las organizaciones ecologistas con los responsables de la conservación de la especie. WWF/Adena pidió el 5 de abril el relevo del director del Programa LIFE, Miguel Ángel Simón, al considerar que el macho murió de hambre al quedar atrapado en el interior de un cercado construido por la propia Junta de Andalucía. Según esta ONG, su cadáver pudo permanecer en el campo durante una semana a pesar del collar de radiomarcaje. El Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de Málaga ha corregido esta información, señalando que el lince no llevaba más de 48 horas muerto.

"Buena densidad de conejos" 

Ecologistas en Acción, por su parte, exigió el pasado martes el cese del director general de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente, José Guirado, tras la muerte de tres crías nacidas en Coto del Rey. El pasado 31 de marzo, técnicos de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) identificaron con un microchip a los cuatro cachorros de la camada de Wari, una de las hembras de este área. A pesar de la baja supervivencia de las camadas de cuatro ejemplares en esta especie, los técnicos decidieron no retirarlos del campo. Según Guirado, el personal de Doñana decidió no intervenir porque no presentaban deterioro físico y en la zona hay una buena densidad de conejos.

El responsable de Gestión del Medio Natural defiende la transparencia de la Junta. "WWF/Adena nos ha pedido un esfuerzo de transparencia, y ya no sé qué más podemos hacer. Es obvio que si les llegan las noticias es porque no hemos establecido una jerarquía de información", afirma Guirado. Además, rechaza la propuesta de que el director del Espacio Natural de Doñana, Juan Carlos Rubio, asuma la gestión del lince ibérico en el paraje. "Lo idóneo es tener un director de gestión de carácter general, en este caso Miguel Ángel Simón, que no tenga vinculación con la cría en cautividad, ni con la comunicación, ni con la investigación", apunta.

La presión de las ONG sobre los responsables del programa de conservación coincide con el cambio de Gobierno en Andalucía. La anterior consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, ha dejado su cargo para presidir el Parlamento de la comunidad, y este relevo podría estar acompañados por cambios en las direcciones generales. "No quiero pensar mal, me gustaría que ninguna ONG esté jugando con el momento", añade Guirado.

Noticias Relacionadas