Jueves, 17 de Abril de 2008

EEUU tomará muestras de ADN a todas las personas que sean detenidas

No necesitarán la autorización de ningún tribunal. También se realizarán análisis a los extranjeros

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·17/04/2008 - 15:43h

El Gobierno de EEUU comenzará próximamente a recoger muestras de ADN a todos los ciudadanos que sean detenidos por cualquier delito federal y a extranjeros e inmigrantes que hayan violado la ley estadounidense sin que sea necesaria una condena firme de un tribunal. La iniciativa permitirá añadir a la ya de por sí extensa base de datos de ADN del Gobierno las muestras genéticas de más de un millón de personas al año, según informa hoy el Washington Post.

La medida también supone dar luz verde a una práctica que hasta ahora se limitaba a la recopilación rutinaria de muestras de ADN de las personas ya condenadas por un delito federal. Las muestras de detenidos servirán para identificar mejor a delincuentes, terroristas y personas desaparecidas. 

Trece estados ya están aplicando de hecho esta medida y entregan su base de datos de las muestras de ADN al Gobierno federal. Los estados que disponen de estos datos son Alaska, Arizona, California, Kansas, Luisiana, Maryland, Minesota, Nuevo México, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Tennessee, Texas y Virgina.

Inocentes en bases de datos

El senador republicano Jon Kyl, el impulsor de la legislación, que figura como enmienda del Decreto sobre "Violencia contra Mujeres" de 2006, señaló que la iniciativa era "ya necesaria" y aseguró que "salvará vidas y prevendrá delitos".

La medida, que será publicada en los próximos días en el Registro Federal, exigirá por primera vez la recopilación de muestras de ADN de personas que no sean ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes. El año pasado, más de 876.000 inmigrantes ilegales fueron detenidos en Estados Unidos, muchos de ellos identificados como delincuentes, según el periódico. 

Esto violaría los derechos de aquellos que sean detenidos erroneamente 

Guardar las huellas dactilares de los detenidos es una práctica normal, pero los defensores de los derechos civiles advierten que la nueva base de datos de ADN excede al objetivo inicial, que era guardar información sobre personas que han cometido delitos violentos.

También expresan su temor a que personas puedan ser detenidas erróneamente y ser incluidas en la base de datos de ADN sin motivo y a que los datos genéticos de los detenidos que son absueltos por la justicia se guarden para siempre.

"Personas inocentes no deben aparecer en una 'base de datos de criminal'; estamos cruzando la raya", dijo Tania Simoncelli, asesora científica de la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), quien también advirtió de posibles abusos de las muestras para revelar información sensible como enfermedades o la ascendencia de una persona.

Delitos administrativos o federales 

Los defensores de los derechos de los inmigrantes, por su parte, apuntan que la mayoría de los indocumentados es detenido por delitos administrativos y no federales. "Agregar su ADN a la base de datos "los cataloga como delincuenes", dijo Paromita Shah, directora asociada del Proyecto Nacional de Inmigración del Gremio Nacional de Abogados.

Antes sólo se tomaban muestras de los que cometían delitos violentos 

La iniciativa será aplicada por todas las agencias federales que tienen autoridad para hacer detenciones, desde el FBI hasta la Patrulla Fronteriza y el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS). El Sistema del Índice Nacional de ADN fue creado en 1994 mediante el Decreto de Identificación de ADN y con el que únicamente se recogían los datos de las personas condenadas por un delito violento, como un asesinato o una violación. 

Una enmienda introducida en 2004 extendió la práctica a personas condenadas por cualquier delito y permitió a los estados incluir las muestras de personas condenadas por un delito de ofensa o acusadas de algún delito. En 2006 se cambió de nuevo la legislación para autorizar a los estados a recoger pruebas de ADN de detenidos que no han sido acusados.