Jueves, 17 de Abril de 2008

IWF pide colaboración internacional contra las webs de abuso sexual a menores

EFE ·17/04/2008 - 15:39h

EFE - Imagen de un ordenador de la policía durante una investigación contra la pornografía infantil.

Internet Watch Foundation (IWF) pidió hoy colaboración internacional para eliminar de internet las páginas web dedicadas al abuso sexual de menores, que la organización británica cifra en unas 2.755 (en lengua inglesa) en el mundo.

En su informe anual, IWF, un organismo consultivo auspiciado por el Gobierno y que trabaja con los proveedores de telecomunicaciones, subraya que la identificación de un número concreto de esas páginas facilita su erradicación.

El estudio divulgado hoy documenta la existencia en el 2007 de 2.755 webs con sede fuera del Reino Unido (donde se han registrado menos de un 1 por ciento desde el 2003), un 10 por ciento menos que el año anterior, cuando se contabilizaron 3.052.

Del total de páginas, un 80 por ciento son comerciales -que cambian de empresa matriz y región para evitar ser localizadas- y el resto pertenecen a círculos de pederastas que intercambian imágenes, señala el informe.

Las tácticas empleadas por estas compañías para eludir la ley, junto con la naturaleza multinacional de internet, hacen que "sólo con una respuesta global, que incluya a las fuerzas del orden, los Gobiernos y el sector internauta internacional, pueda investigarse a estas webs, su contenido y las empresas que están detrás, de forma efectiva".

"Un ataque global coordinado contra estas páginas web podría conseguir eliminar de internet esas horrorosas imágenes y que los responsables sean investigados", declaró el director ejecutivo de IWF, Peter Robbins.

Robbins insistió en que, frente a la confusión que aportan las cifras distorsionadas, la identificación en el informe de ese número concreto de páginas, la mayoría con sede en Estados Unidos y Rusia, hace que su eliminación sea un objetivo "manejable".

El año pasado, la Fundación de Vigilancia de Internet, que coopera también con la Unión Europea (UE) y ha aportado pruebas clave en investigaciones en el Reino Unido y EEUU, recibió 34.871 denuncias del público británico, un 10 por ciento más que el 2006, por un mayor conocimiento de su línea confidencial de contacto.

Tras divulgarse el informe, la ONG británica NSPCC, que lucha contra el abuso sexual infantil, instó a todos los proveedores de internet a "bloquear el acceso a estas terribles imágenes" y a que los ordenadores sean programados antes de salir a la venta con software especial que evite el acceso a esas páginas.

En el Reino Unido, el número de webs de abuso sexual a menores, incluidos bebés, se ha reducido a menos del 1 por ciento debido al acuerdo entre la IWF y las empresas proveedoras para detectarlas y eliminarlas.

Para evitar la entrada de material procedente del extranjero, la fundación pone a disposición de las compañías una lista de páginas ilícitas para que puedan poner en marcha mecanismos de bloqueo que eviten la recepción accidental de las imágenes.

La organización de vigilancia en la web, financiada, en parte, por la UE, señala también que el contenido de estas páginas no debe calificarse de "pornografía infantil", sino que son de "abuso sexual a menores", ya que lo primero "legitima unas imágenes que no son pornografía, sino archivos permanentes de niños víctimas de abusos sexuales".