Jueves, 17 de Abril de 2008

El ministro de Exteriores chino llega a Japón en visita oficial

EFE ·17/04/2008 - 09:41h

EFE - Soldados de infantería de las Fuerzas japonesas de Autodefensa saludando al partir hacia Irak desde la base militar de Hokkaido, Japón.

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Yang Jiechi, llegó hoy a Japón en visita oficial destinada a preparar el próximo viaje a Japón del presidente de China, Hu Jintao.

Yang, que permanecerá en Japón durante cuatro días, se reunirá con las autoridades niponas para tratar además los derechos de explotación de gas en el Mar del Este de China, la calidad de los alimentos que se exportan desde su país y el problema del Tíbet.

Esta tarde, el ministro de Asuntos Exteriores chino se reunirá con su homólogo japonés, Masahiko Komura, con el que tratará cómo llegar a la "relación estratégica y mutuamente beneficiosa" acordada entre ambos países, según la agencia local Kyodo.

Además, tratarán de avanzar sobre una posible cooperación chino-japonesa en cuestiones internacionales tales como la desnuclearización de Corea del Norte y el cambio climático.

Se espera que ambos mandatarios aborden también la cuestión de las revueltas sufridas en el Tíbet y zonas vecinas en marzo pasado, que se saldaron, según Pekín, con 19 muertos y, según los tibetanos en el exilio, con más de 140 víctimas.

El portavoz del Ministerio nipón de Exteriores, Kazuo Kodama, dijo a Kyodo que Komura "espera" una mayor transparencia del Gobierno chino en la cuestión tibetana y que Japón reiterará su deseo de que los Juegos Olímpicos de Pekín sean un éxito.

El viernes, Yang se reunirá con el primer ministro nipón, Yasuo Fukuda y otras autoridades japonesas.

Además, el ministro chino, que tomó posesión de su cargo en abril del año pasado, visitará una escuela china en Yokohama, las instalaciones de Matsushita Electric en Osaka (centro de Japón) y los templos más famosos de la localidad japonesa de Nara.

La visita de Hu Jintao a Japón está prevista para el 6 de mayo y será la primera que realiza un presidente chino en una década, tras la de Jiang Zemin en 1998.