Miércoles, 16 de Abril de 2008

Bush habla ahora de reducir las emisiones de aquí a 2025

El presidente de EEUU muestra interés en rebajar los gases contaminantes

ISABEL PIQUER ·16/04/2008 - 22:05h

El presidente de EEUU, George Bush, hoy durante su discurso en la Casa Blanca. EFE

Tímidamente, sin propuestas concretas, el presidente estadounidense, George Bush, se sumó hoy a la causa ecológica, proponiendo, por primera vez, reducir la emisión de gases contaminantes de aquí a 2025. La iniciativa de Bush marca sobre todo un cierto cambio de actitud de su Gobierno, que ahora estaría dispuesto a buscar algún tipo de legislación para combatir el calentamiento global, tras cuestionar durante años su validez científica. En un discurso pronunciado en la Casa Blanca, Bush centró su propuesta en la reducción de gases de las centrales eléctricas, que generan el 40% de las emisiones contaminantes de EEUU. Un reciente estudio del Departamento de Energía asegura que estos gases aumentarán un 19% de aquí a 2030.

“Para alcanzar nuestra meta de 2025, deberemos reducir el crecimiento de la emisión de gases de efecto de invernadero del sector eléctrico, para que alcancen un máximo de aquí a 10 ó 15 años y luego vayan declinando”, dijo Bush. “Hay muchas maneras de alcanzar estas reducciones, pero la forma más responsable es acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías”, añadió, en lo que representa un esfuerzo por tratar de orientar el debate sobre el cambio climático.

Washington se ha visto últimamente desbordado por las batallas legales de las organizaciones ecologistas, que han impugnado leyes como el Clean Air Act o el National Environmental Policy Act para hacerlas más efectivas; y, sobre todo, por la iniciativa de una veintena de Estados, liderados por California, que han endurecido sus propias normas, incluso en contra de la opinión de la Agencia de Protección Medioambiental del Gobierno (EPA). El objetivo ahora es evitar un caos de leyes y retomar la iniciativa ecológica, también para poder limitarla.

La iniciativa presidencial no implica, según defendió en su discurso Bush, abandonar la energía nuclear o las inmensas reservas de carbón de EEUU, aumentar los impuestos, forzar limitaciones drásticas de las emisiones o imponer “costes regulatorios que perjudiquen a las empresas estadounidenses”, concluyó.

 

El futuro presidente será más ‘verde’

Cualquiera de los tres candidatos en activo a la presidencia del Gobierno de los EEUU, John McCain, Hillary Clinton y Barack Obama, ha incluido en su programa electoral medidas mucho más duras de las propuestas ayer por Bush para reducir los gases de efecto invernadero. La fecha de 2025, avanzada por Bush, parece destinada a acelerar las negociaciones sobre un nuevo tratado que sustituiría al Protocolo de Kioto, que caduca en 2012, y que Bush volvió ayer a criticar “por haber limitado el crecimiento económico” de su país y por convencer a los dos grandes países emergentes, China y la India, para unirse a la iniciativa internacional. Estados Unidos sigue siendo el mayor contaminante del planeta. Según la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense (EPA), la emisión de gases cayó un 1% en 2006, una cifra que no compensa el crecimiento del 14,7% entre 1990 y 2006.