Jueves, 17 de Abril de 2008

Las ONG ecologistas alaban a Narbona y critican a Espinosa

Temen que la titular del nuevo ministerio de Agricultura y Medio Ambiente tenga menos sensibilidad que su predecesora

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·17/04/2008 - 08:02h

EFE - La ministra saliente de Medio Ambiente, Cristina Narbona (d), le hace entrega de la cartera ministerial a la nueva ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa (i).

"La mejor ministra de Medio Ambiente que ha tenido hasta ahora España". Con esta sentencia, las cinco principales organizaciones ecologistas agradecieron a Cristina Narbona su paso por el Ministerio de Medio Ambiente, al tiempo que lamentaron que no continúe en el Ejecutivo.

Las ONG ecologistas interpretan su marcha como un castigo a su "valentía y defensa a ultranza del medio ambiente", así como a su "enfrentamiento con algunos territorios en temas de agua, biodiversidad o Parques Nacionales". El director de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Bird Life), Alejandro Sánchez, cree que estos espinosos temas "posiblemente le han pasado factura y le han costado su salida del Gobierno". Un ministerio de medio ambiente "sin Narbona no va a ser igual" y tampoco es lo mismo "una fusión que una absorción", apuntó.

Los ecologistas temen que la nueva ministra para temas medioambientales y ex titular de Agricultura, Elena Espinosa, no tenga la sensibilidad de su predecesora, ya que hasta ahora ha "torpedeado" iniciativas medioambientales. Para el secretario general de WWF/Adena, Juan Carlos del Olmo, Espinosa dirigió un ministerio "productivista, con ejemplos como el bloqueo a la Ley de Aguas y a establecer un precio del agua; el fomento de la pesca intensiva y el apoyo a las variedades de transgénicos".

Los primeros deberes verdes que le han puesto las ONG a la titular de la nueva cartera de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino son que cierre los pozos ilegales de extracción de agua y que ponga un precio para recuperar todos los costes del agua. El coordinador de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, reclamó: "Tiene que dar un giro radical a la política del agua y comprometerse a mantener la posición contraria a los trasvases entre cuencas".

En materia de infraestructuras, le piden que ponga orden en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) a través de las evaluaciones de impacto ambiental, porque, sostuvo Oberhuber, "no se puede seguir construyendo más autovías y seguir hablando de desarrollo sostenible a la vez". "Es preocupante trasladar el mensaje de que la crisis se puede resolver con la construcción de infraestructuras", concluyó.

Otros temas pendientes para los ecologistas son la lucha contra el cambio climático, el cierre de las centrales nucleares, la regulación del urbanismo en el litoral, la demolición del hotel de El Algarrobico (Almería), la inclusión de criterios ambientales en la política pesquera, además de mantener el mismo nivel de "diálogo fluido".