Miércoles, 16 de Abril de 2008

El precio del crudo de Texas baja después de rozar los 115 dólares en Nueva York

EFE ·16/04/2008 - 16:55h

EFE - Hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio (WTI) para entrega en mayo se situaban en un precio de 113,22 dólares el barril (159 litros).

El precio del crudo de Texas bajaba hoy con moderación en una sesión muy volátil, durante la que alcanzó un máximo histórico de 114,95 dólares tras conocerse que mermaron las reservas en EE.UU., al contrario de lo que se preveía.

Hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio (WTI) para entrega en mayo se situaban en un precio de 113,22 dólares el barril (159 litros), después de restar 57 centavos al precio de cierre del día anterior.

La tendencia bajista del crudo no evitaba, sin embargo, que se encareciesen los contratos de gas natural y de gasolina y que en este último caso se alcanzaran de nuevo máximos históricos.

El galón de gasolina (3,78 litros) para entrega en mayo se negociaba a 2,8975 dólares, alrededor de un centavo más caro que en la sesión anterior y después de tocar un precio récord de 2,9330 dólares.

Los contratos de gasóleo de calefacción para ese mes se negociaban a 3,2471 dólares/galón, dos centavos menos que el día anterior.

Los contratos de gas natural para entrega en mayo se situaban en un precio de 10,31 dólares por mil pies cúbicos, diez centavos más que el martes.

El precio del crudo de Texas trataba hoy de definir su dirección mientras los operadores calibran los datos difundidos por el Departamento de Energía (DOE) relativos a reservas de crudo y combustibles y actividad de las refinerías, entre otras variables, que fueron más desfavorables de lo que se preveía.

Nada más conocerse los datos, el precio del crudo subió con fuerza y estuvo cerca de rebasar por primera vez los 115 dólares, lo que por el momento no ha ocurrido.

Las reservas de crudo almacenadas en la pasada semana bajaron en 2,3 millones de barriles y el total, de 313,7 millones, es un 6 por ciento inferior al del pasado año en la misma época.

Los expertos preveían un aumento de algo más de un millón de barriles.

Las existencias de gasolina mermaron en 5,5 millones de barriles, más del doble de lo que esperaba el mercado y el total, de 215,8 millones, es un 8 por ciento superior al volumen de hace un año.

Las reservas de productos destilados, que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel, aumentaron en 100.000 barriles, cuando se preveía un descenso, y el volumen total quedó en 106,1 millones, un 11,7 por ciento menos que en el año anterior.

El informe semanal del DOE reveló, además, que las refinerías estadounidenses redujeron su ritmo de producción y operaron al 81,4 por ciento de capacidad, un 1,6 por ciento menos que en la anterior.

También se constató que las importaciones de crudo a Estados Unidos bajaron de nuevo, en esta ocasión en 33.000 barriles y fueron de una media diaria de 8,9 millones de barriles diarios.

Los datos relativos a demandas mostraron signos de recuperación, después de semanas en que se percibía que aflojaba el consumo.

El volumen de combustibles suministrado al mercado, algo que se toma como referencia del nivel de demanda, fue de una media de 20,6 millones de barriles en las últimas cuatro semanas, un 0,1 por ciento superior a igual periodo del año anterior.

La demanda específica de gasolina se situó en una media de 9,3 millones de barriles diarios en ese periodo, un 0,8 por ciento más que hace un año, y la de destilados fue de una media de 4,2 millones de barriles, un 0,9 por ciento menos que hace un año.

La divisa estadounidense mostraba hoy una fuerte tendencia a la baja ante el euro y otras monedas, después de conocerse datos desfavorables relativos al sector de la vivienda en EE.UU.

La pérdida de vigor del dólar suele animar las compras de crudo y de otras materias primas con monedas fortalecidas, y presiona al alza los precios de la energía.