Miércoles, 16 de Abril de 2008

Al-Maliki ofrece a la UE un acuerdo sobre gas en su primera visita a Bruselas

EFE ·16/04/2008 - 12:25h

EFE - Un grupo de hombres inspecciona una moto que ha quedado inservible durante un ataque aéreo estadounidense en Basora (Irak), hoy 16 de abril de 2008. Cuatro personas han muerto y otras tres han resultado heridas en el bombardeo.

El primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, comprometió hoy un futuro acuerdo sobre gas con la Unión Europea (UE) durante su primera visita a Bruselas, donde además mostró su optimismo al recalcar que "hoy estamos más cerca que nunca de vencer a Al Qaeda".

El gobernante iraquí, que mañana se reunirá con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, afirmó ante el Parlamento Europeo que el riesgo de que estalle una guerra civil en Irak o de que se pierda la integridad territorial del país ha sido superado.

"Ahora no hay iraquíes que quieran una guerra civil, o con una agenda terrorista, violenta o para actuar como milicias", dijo Al Maliki.

"Al impedir la guerra civil, hemos espantado el fantasma de un Irak dividido en tres partes", afirmó, asimismo, el dirigente iraquí, quien aseguró que la violencia procede ahora únicamente de terroristas de Al Qaeda sin apoyos entre la población local.

"Durante un tiempo pensábamos que no podríamos vencer a los terroristas, que Irak se dirigía ineludiblemente hacia una guerra civil. ", recalcó el primer ministro, en su comparecencia ente ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

Pese a su optimismo por la situación interna, Al Maliki advirtió de que una retirada abrupta de las tropas estadounidenses en Irak conduciría al "caos", si bien se mostró seguro por ello de que, cuando se produzca, la salida será "estructurada y programada".

Al Maliki atribuyó la mejora en la situación interna a la "exitosa" estrategia de reconciliación nacional dirigida por su Gobierno y a las nuevas leyes que permiten reintegrar socialmente a los miembros del antiguo partido único Baaz y a los milicianos que han estado combatiendo en los últimos años.

"Las milicias deben disolverse, porque no tenemos más que un Ejército, el de Irak", subrayó el primer ministro, que aludió a la reciente intervención conjunta de las tropas iraquíes y estadounidenses contra las milicias chiíes de Muqtada al Sadr en Basora, como una operación para "derrotar el terrorismo".

Más tarde, brindó a la Unión Europea la oportunidad de reducir su dependencia energética de Rusia gracias al acuerdo que se firmará dentro de pocas semanas para el suministro de gas iraquí.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, calificó este pacto como una "muy buena noticia".

"Las negociaciones van muy bien, sobre todo en gas, y estamos trabajando en proyectos de importancia regional para la Unión Europea", explicó Barroso antes de expresar su confianza en firmar un memorando sobre la materia "en pocas semanas".

Por su parte, Al-Maliki aseguró que está también próxima la aprobación de una nueva ley sobre el sector petrolero y gasista en Irak que permitirá al país "hacer un mayor uso de su potencial" como productor y exportador de hidrocarburos.

A juicio de Barroso, Europa debe conseguir una "relación de partenariado estratégica y estable a largo plazo" con Bagdad, dado el "alto interés" de los recursos de este país.

El comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, y el ministro iraquí del ramo, Hussein Shahristani, se reunieron hoy en paralelo para acordar detalles sobre este acuerdo de cooperación comercial.