Miércoles, 16 de Abril de 2008

El Campeonato mundial de chefs Bocuse d'Or estrena reglas y se abre a más países

EFE ·16/04/2008 - 00:47h

EFE - Una mujer escancia vino con una venencia en el XXII Salón Internacional del Club de Gourmets que se celebra en Madrid.

El Campeonato Mundial de Cocina Bocuse d'Or, fundado en 1987 por el cocinero francés Paul Bocuse, estrena un nuevo sistema de selección continental, con el objetivo de abrir la competición a más países, según ha presentado hoy la organización del certamen en el Salón Internacional del Club de Gourmets.

El objetivo de esta nueva dinámica es "aumentar la familia del Bocuse d'Or", según ha afirmado su director, Florent Suplisson, para lo que se celebrarán tres fases clasificatorias previas en América Latina (con el nombre de Copa Azteca), Europa y Asia.

Para la final mundial, que tendrá lugar en 2009 en la localidad francesa de Lyon, se seleccionarán doce países europeos, cuatro asiáticos, y tres latinoamericanos, a los que se sumarán tres participantes individuales y otros dos seleccionados por la organización.

El primer campeonato europeo se celebrará el próximo julio en la ciudad noruega de Stavengen, capital europea de la cultura en 2008, y en él participarán 20 países, entre ellos cinco que lo hacen por primera vez, como son Croacia, Estonia, Hungría, Malta y Países Bajos.

Según ha indicado Suplisson, la elección de Noruega como anfitrión del primer Bocuse d'Or-Europa ha querido reconocer la trayectoria de este país en el concurso, que ha ganado tres veces y ha hecho podio en otras tres ocasiones.

El representante de España en Noruega saldrá, precisamente, del Campeonato de España que se celebra en el marco del Salón Gourmets, y cuyo jurado preside el chef Juan María Arzak, quien ha sido miembro del tribunal del Bocuse d'Or desde la fundación del certamen, que todavía no ha ganado nunca un español.

Para la siguiente edición, que será en 2010, Suiza ya ha presentado su candidatura, según ha informado el director, quien ha añadido que en 2012 le gustaría que el concurso se celebrase en "un país del sur de Europa".

En la presentación del certamen ha estado también la directora del Salón Internacional de la Restauración, la Hostelería y la Alimentación (Sihra), Marie-Odile Fondeur, ya que esta feria de Lyon es el marco en el cual se celebra tradicionalmente el Bocuse d'Or.

Según ha destacado Fondeur, en la cita de 2009, que tendrá lugar del 24 al 28 de enero, se espera contar con 130.000 visitantes y 2.000 expositores, así como con la presencia de más de 5.000 chefs que participarán en las distintas actividades que ofrecerá el Salón.

En esta ocasión, en la que se ha doblado la presencia de pabellones internacionales, Japón será el país invitado, que acudirá con un espacio propio de exposición de 300 metros cuadrados y organizará un concurso internacional de sushi.

El programa de actividades paralelas incluye dúos de chefs, en los que cocineros franceses y extranjeros elaborarán recetas a cuatro manos, porque la cocina "es un lenguaje universal", en palabras de Fondeur.

El Salón acogerá también diferentes concursos, además del ya mencionado Bocuse d'Or, entre los que destacan los campeonatos mundiales del pan y la pastelería, así como un Festival de la Creación, en el que treinta chefs franceses intercambiarán recetas.