Martes, 15 de Abril de 2008

La madre decapitada en Santomera declaró en televisión que tenía miedo a su hijo

Su hijo paseó por la localidad murciana de Sangonera con la cabeza de ella bajo el brazo.  Había sido internado en dos ocasiones por maltratar a su madre. 

AGENCIAS ·15/04/2008 - 19:46h

Teresa Macanás, la mujer decapitada supuestamente por su hijo el lunes en el municipio murciano de Santomera, denunció, el 9 de mayo de 2001, en el programa "Gente" de TVE que temía por su vida porque su hijo, sometido a tratamiento psiquiátrico, les estaba destrozando la vida. EFE

La mujer degollada por su hijo anoche en Santomera, Teresa Macanás, será enterrada a mediodía de mañana en este municipio murciano, informan fuentes del tanatorio local Nuestra Señora del Rosario, donde desde esta tarde está siendo velado el cadáver de la mujer por familiares y amigos. El cadáver de la mujer decapitada llegó a las 16 horas al tanatorio, donde se instaló la capilla ardiente.

Según informó hoy Radio Nacional, la mujer había denunciado en el año 2001 en el programa "Gente" que podía ser atacada por su hijo. "No es malo, pero lo que él toma lo hace malo, y a nosotros nos está destrozando la vida", dijo Teresa entre sollozos en aquel programa sobre su hijo. "Yo no puedo mas -añadió-, porque va a pasar una desgracia en mi casa muy grande. Hasta que nos de un golpe y nos mate".

En cuanto al acusado, el juez ha ordenado su ingreso en el módulo psiquitrico de la prisión de Font Calent (Valencia).  El interrogatorio duró una hora y el instructor ordenó también el examen psiquiátrico urgente del detenido para determinar con exactitud su estado y el tratamiento que precisa. El presunto parricida se negó a declarar ante el juez y a ser reconocido por la médico forense, dirigiéndoles frases y gestos despectivos.

Angelo Coratenuto Macanás cumplió en 2003 y 2006 dos condenas judiciales de internamiento en centros psiquiátricos por amenazas y malos tratos a su madre, y el 30 de agosto pasado quedó extinguida una orden de alejamiento de ella.

El pueblo, "conmocionado"

El portavoz del ayuntamiento de Santomera, Víctor Manuel Martínez, ha asegurado que "el pueblo está conmocionado por esta noticia, que supera lo imaginable", tanto por cómo había sucedido como por el hecho de que la víctima, Teresa Macanás, era una persona "muy conocida y apreciada" entre sus vecinos.

"Era la estanquera del pueblo y la que traía todos los días los periódicos al ayuntamiento", explicó consternado el portavoz municipal, quien confesó no entender todavía como podía haber ocurrido algo así en Santomera, una localidad agrícola de unos 14.000 habitantes, situada a 30 kilómetros de la capital.

El estanco de Teresa Macanás, de 56 años, se encontraba junto al bar "Mar de Galilea", que había legado a su hijo Angelo, y fue allí donde éste, presuntamente, la decapitó anoche, alrededor de las 21:00 horas, con un cuchillo de grandes dimensiones.

"La he 'matao'... ahora estás callada, te quiero mucho"

Tras cometer el parricidio, Angelo Coratenuto abandonó el establecimiento por la puerta trasera, con la cabeza de su madre envuelta en un trapo, y dio varios paseos por la plaza de la Iglesia, una de las dos principales de Santomera, donde fue visto por un vecino, quien alertó al 112.

Hasta el lugar del suceso se desplazó una patrulla de la policía, cuyos agentes se encontraron al presunto parricida, con un bulto extraño envuelto en un trapo donde aseguraba tener guardada la cabeza de su madre, y mascullando "La he 'matao'... ahora estás callada, te quiero mucho".

El parricida fue arrestado con anterioridad hasta  en cuatro ocasiones por malos tratos

Sobre este aspecto se manifestó también el doctor José Hernández, jefe de psiquiatría del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, quien calificó de "absolutamente anecdótico" y "extraño" que un esquizofrénico cometa un acto tan violento como la decapitación de su madre.

Los vecinos de la localidad han asegurado que el presunto parricida había sido hospitalizado varias veces para recibir tratamiento psiquiátrico, y su madre "lo tenía muy protegido", hasta tal punto que ella fue la que compró el local del bar y luego se lo regaló.

Relataron, además, que Teresa emigró a Alemania por los años setenta. Allí conoció a un italiano con el que se casó, y tuvo dos hijos: Angelo y una hija, cuya identidad no se ha facilitado. El matrimonio se divorció en Alemania y Teresa decidió regresar a su tierra con sus dos hijos.

Dos días de luto oficial en Santomera 

Víctor Manuel Martínez señaló que, tras el paro de cinco minutos a las puertas del ayuntamiento en solidaridad con la familia de Teresa Macanás convocado esta mañana por el alcalde de Santomera, se han decretado dos días de luto oficial en memoria de la víctima.

Añadió que esta mañana él y el alcalde han visitado a la hija de Teresa Macanás, quien anoche tuvo que recibir asistencia psicológica al conocer el suceso, para darle el pésame y ofrecerle "todo el apoyo" del consistorio y del pueblo de Santomera.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad