Martes, 15 de Abril de 2008

Ángel Carotenuto se niega a declarar y a ser reconocido por la forense

EFE ·15/04/2008 - 13:54h

EFE - Plaza del Ayuntamiento de la localidad murciana de Santomera donde fue detenido, esta noche, un individuo de 35 años cuando iba paseando por la plaza del Ayuntamiento con la cabeza de su madre envuelta en un trapo.

Ángel Carotenuto, detenido anoche en Santomera (Murcia) como presunto parricida de su madre, se negó a declarar ante el juez y a ser reconocido por la médico forense, y les dirigió a ambos frases y gestos despectivos, según informaron a Efe fuentes de la investigación.

El detenido tenía antecedentes judiciales por malos tratos contra su madre, Teresa Macanás, de 56 años, que murió anoche degollada con un cuchillo de grandes dimensiones en la cocina del bar que le había montado hacía menos de doce meses para que se ganara la vida, junto al estanco que ella misma regentaba desde hacía años en Santomera.

Ángel, conocido en el pueblo como "Angelo", se "ha mofado", según las citadas fuentes, tanto de los agentes de la guardia civil que han tratado con él, como del juez, de la abogada de oficio que le iba a asistir, y de la médico forense, a la que no le permitió reconocerlo.

Angelo degolló a su madre de un fuerte golpe, luego la decapitó y con la cabeza en la mano se paseó por las inmediaciones del bar hasta llegar al ayuntamiento, donde se sentó en un poyete. Iba hablando con ella, y diciéndole, "ahora estás callada... cuánto te quiero" e incluso dándole besos, según vecinos y testigos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad