Martes, 15 de Abril de 2008

El Colegio de Girona que visitó la nuclear de Ascó exigirá que los alumnos pasen una revisión

EFE ·15/04/2008 - 14:03h

EFE - En la imagen, la Central Nuclear de Ascó (Tarragona).

El director del Colegio Maristas de Girona, Robert Serra, se ha puesto en contacto con los responsables de la central nuclear de Ascó para reclamar que la cuarentena de alumnos que el pasado 4 de abril visitaron las instalaciones de la planta pasen una revisión.

El pasado 4 de abril, 44 alumnos de cuarto de ESO y tres profesores del Colegio Maristas de Girona realizaron una visita a la nuclear, como ya habían hecho en años anteriores, y al día siguiente fue cuando la organización ecologista Greenpeace denunció que el pasado mes de noviembre la central había sufrido el vertido de material radiactivo en áreas exteriores de la nuclear.

En un primer momento, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) clasificó el suceso de nivel 1 en la escala internacional de INES, que llega a 7 en caso de accidente grave, mientras que ayer lo elevó al nivel 2 (incidente) y explicó que el impacto radiológico que se deriva de los nuevos datos, a pesar de que el vertido fue superior al inicialmente estimado, sigue siendo "muy poco significativo".

Ante esta novedad, Robert Serra ha declarado hoy a Efe: "lo que más lamento es que se les dejara entrar, que se siguieran permitiendo las visitas de escolares teniendo conocimiento del suceso desde noviembre".

Según Serra, "una vez hemos tenido conocimiento por la prensa de la noticia de la nueva reclasificación nos hemos puesto en contacto con Ascó para pedir que los escolares pasen la revisión".

Desde el colegio se ha pedido a la central si pueden pasar las pruebas los escolares, cuándo puede realizarse y si se pueden hacer en Girona o deben desplazarse.

El centro da por supuesto que nadie se opondrá a que los escolares pasen la revisión, ya que para verificar la situación la empresa propietaria de Ascó realiza mediciones de radiactividad a todas las personas que han pasado por ASCÓ desde el 28 de noviembre, entre 700 y 800 en total.

Hasta la fecha, según el CSN, se han realizado mediciones a 579 personas sin encontrar en ningún caso indicios de incorporación de material radiactivo.

No obstante, en el supuesto que hubiera alguna pega, "exigiremos que los alumnos pasen esta medición y además cuanto antes mejor puesto que la tranquilidad llegará después de hechas las pruebas", ha asegurado el director del Centro.