Martes, 15 de Abril de 2008

El subdelegado llama a la serenidad y responsabilidad de los vecinos de El Torrejón

EFE ·15/04/2008 - 10:43h

EFE - En la imagen del pasado mes de marzo, la Policía Nacional intenta retener a unas trescientas personas tras la llegada del presunto asesino de la niña onubense Mari Luz Cortés a la Audiencia Provincial de Huelva.

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Manuel Bago, ha hecho hoy un llamamiento a "la serenidad y responsabilidad" de los vecinos de la barriada de El Torrejón y ha asegurado que "no se consentirá" que se repitan altercados como los de anoche.

En torno a las 23:30 horas de ayer un centenar de personas se dirigieron al domicilio de Francisco del Valle, hermano del presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, y mientras unas trataban de tirar la puerta para entrar otras lanzaban piedras contra los cristales y le gritaban "encubridor".

En declaraciones a los periodistas, Manuel Bago, ha indicado que todas las personas "tienen derecho a vivir donde quieran" en relación al hecho de que Francisco del Valle viva en la misma barriada donde residió su hermano, y ha destacado que esta persona, en concreto, "ha colaborado activamente en la investigación" que determinó la detención de su hermano.

Por ello, ha manifestado el subdelegado, "no se merece el trato que se le está dando por parte de algunos vecinos de la barriada de El Torrejón".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad