Lunes, 14 de Abril de 2008

Zapatero amplía el segundo escalón del Gobierno

El Ejecutivo cuenta con siete secretarías de Estado más. Bernardino León y Nieves Goicoechea se incorporan al círculo de confianza de Zapatero.  Alberto Sáiz sigue al frente del CNI.

ANA PARDO DE VERA ·14/04/2008 - 23:48h

El Gobierno sigue tomando forma y aunque todavía quedan algunos cargos por llenar con otros tantos nombres, ayer se conoció buena parte del segundo nivel del Ejecutivo, en donde, como en el caso de los ministros, no faltaron las sorpresas, como la incorporación de Bernardino León a la Secretaría General de la Presidencia, para lo que abandona el número dos del Ministerio de Asuntos Exteriores, o el nombramiento de Nieves Goicoechea, periodista de la Cadena Ser, como secretaria de Estado de Comunicación en sustitución de Fernando Moraleda.

Dos puntales

La vicepresidenta primera, visiblemente satisfecha con un Gobierno que es "un referente en políticas vanguardistas", confirmó ayer algunos nombramientos que ya empezaron a circular por Internet antes de que finalizase el primer Consejo de Ministros del nuevo equipo de José Luis Rodríguez Zapatero: el de Bernardino León, cuyo sustituto o sustituta al frente de la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores se dará a conocer en los próximos días -es muy significativo que ni Trinidad Jiménez ni Leire Pajín fueran ratificadas ayer en sus puestos de secretarias de Estado para Iberoamérica y de Cooperación Internacional respectivamente, por lo que podría ser que una de ellas sustituya a León-, y el de Nieves Goicoechea, compañera habitual de la mayoría de los periodistas que ayer cubrían la rueda de prensa y que ahora será su enlace principal con el presidente del Gobierno. Entre los responsables de cubrir la información de Moncloa, era visible la satisfacción por el nombramiento de una periodista -"una curranta", decían- para llevar la Comunicación del Gobierno.

Los nuevos secretario general de la Presidencia y secretaria de Estado de Comunicación forman parte desde ayer del núcleo duro de la Presidencia del Gobierno, junto al director del Gabinete de Zapatero -repite José Enrique Serrano-, y el secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios (antes de Relaciones con las Cortes), Francisco Caamaño.

Sigue el Mando Único

Fernández de la Vega confirmó que la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil seguirá exactamente como hasta ahora y aunque dijo que en el Consejo de Ministros no se había abordado el tema de su cambio de titular, todo apunta a que Joan Mesquida dejará este puesto en Interior para pasar a ocupar la secretaría de Estado de Turismo, desgajada de Comercio en el Ministerio de Industria que dirige desde ayer Miguel Sebastián y de la cual, la propia vicepresidenta destacó su importancia para nuestro país, en donde el turismo centra buena parte de su economía.

Alberto Sáiz repite

Asimismo, la número dos del Gobierno se refirió al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente de Defensa y con rango de Secretaría de Estado. Alberto Sáiz , un hombre que llegó con José Bono al departamento de los Ejércitos y que se ganó la confianza del hoy portavoz parlamentario José Antonio Alonso y del jefe del Ejecutivo, seguirá en su puesto, porque "no ha habido ni va a haber ningún cambio en el CNI", aseguró la vicepresidenta. A pesar de las diferencias mantenidas desde hace tiempo con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, Sáiz ha logrado mantenerse en la cúpula de los servicios de inteligencia españoles.
Por otro lado, Cándido Conde-Pumpido será de nuevo la propuesta del Gobierno al Consejo Superior del Poder Judicia (CSPJ) como fiscal general del Estado, tal y como confirmó De la Vega.

Siete nuevas secretarías

La vicepresidenta anunció la creación de siete nuevas secretarías de Estado, algunas de las cuales ya tienen responsable, en los ministerios de Medio Ambiente (la de Cambio Climático y la de Medio Rural y Agua), Educación (Educación y Formación Profesional, con Eva Almunia), Ciencia (Investigación, con Carlos Martínez Alonso), Industria (Turismo, con Joan Mesquida pendiente de nombramiento), Fomento (Planificación y Relaciones Institucionales, con Víctor Morlán) y Administraciones Públicas (Administración Pública, con Mercedes Elvira del Palacio Tascón).

Prioridades

La vicepresidenta quiso destacar, por otro lado, el significado de algunas de estas incorporaciones al segundo nivel de los ministerios. Así, subrayó la creación de las dos secretarías de Estado del Ministerio de Medio Ambiente, que vienen a reforzar la intención del presidente Zapatero de priorizar la lucha contra el cambio climático con una alta responsabilidad que lleva específicamente este nombre.

La creación de la Secretaría de Estado de Educación y Formación Profesional da simboliza, asimismo, la importancia que el nuevo Gobierno otorga a esta faceta de la enseñanza cada vez más demandada, según explicó De la Vega, que hizo especial hincapié en la aparición de la secretaría de Estado de Política Social, Familias y Atención a la Dependencia, que compete a Educación y cuya responsabilidad recae en Amparo Valcarce, desde 2004 secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familia y Discapacidad en Trabajo. La intención del Gobierno es aunar en una subcartera la gestión que abarca "todo lo que tiene que ver con la familia", aclaró la vicepresidenta.

La secretaría de Estado para la Administración Pública es otra de las apuestas del Gobierno para elevar al máximo exponente la cooperación con las comunidades autónomas, especialmente, cuando toca trabajarse y aprobar el nuevo modelo de financiación autonómica.

Número dos de Defensa

Quien vuelve a la arena política es el dimitido ex delegado del Gobierno en Madrid por el ‘caso Bono'. Constantino Méndez será el secretario de Estado de Defensa, a cuya titular hasta ahora, Soledad López, le era adjudicada ayer la Subsecretaría de Industria. Al cierre de esta edición, sin embargo, nadie de Industria se había puesto en contacto con ella.

Noticias Relacionadas