Lunes, 14 de Abril de 2008

Justicia negocia la solución al atasco causado por la huelga

El Ministerio convoca a los sindicatos para determinar las líneas de actuación

VANESSA PI ·14/04/2008 - 22:55h

EFE - Un trabajador de los juzgados de Valladolid coloca los expedientes acumulados durante las últimas semanas.

Después del temporal, en forma de juicios suspendidos, diligencias por practicar y escritos por tramitar, llega la hora de calmar las aguas en el Ministerio de Justicia. Los representantes de los sindicatos que convocaron la huelga el pasado 4 de febrero y le pusieron punto final el 6 de abril, se reunieron ayer por la tarde en la sede del Ministerio de Justicia para empezar a pactar el plan de actuación que desatasque el cuello del embudo. Justicia confía en que basten tres meses para volver a la normalidad, aunque prevé "una prórroga". Los sindicatos aseguran que hará falta, como mínimo, medio año.

"Ha sido una reunión informal, no una mesa de negociación", explicaron desde UGT. Las reuniones formales, de las que se espera acaben en acuerdo, se empezarán a convocar en los próximos días. El viernes, 18 de abril, ya hay convocada una reunión con los secretarios de Gobierno de las comunidades afectadas (Asturias, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Murcia, Baleares y Ceuta y Melilla).

Para entonces, Justicia prevé aportar más datos sobre la lista de espera que han generado los más de dos meses de huelga. El sindicato CSI-CSIF baraja que unas 130.000 actuaciones judiciales se han quedado encima de la mesa, una cifra similar a la que calculan en STAJ. El ministerio rebajó en su día esta cifra a más o menos la mitad, pero ahora espera al recuento oficial.

Para concretar el Plan de Recuperación que el ministerio y los sindicatos acordaron a grandes líneas el pasado día 6, se deben cuantificar sus consecuencias. El ministerio está valorando de forma "exhaustiva" la situación de cada uno de los órganos afectados. En ello trabajan los Secretarios Judiciales de los Tribunales Superiores de las siete comunidades que han hecho huelga, de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo.

El portavoz de CSI-CSIF en el encuentro de ayer, Juan Antonio Martín Ortiz de Zarate, explicó que el grueso de trabajo a recuperar superará el recuento que haga Justicia. "Muchos abogados no han presentado demandas debido a la huelga, porque sabían que se quedarían paralizadas. Las presentarán ahora y eso hará crecer el montón de atrasos generados por la huelga", aseguró el representante sindical. "Y eso la administración no lo está teniendo en cuenta", advirtió.

Volver a la normalidad

En la reunión de ayer, los sindicatos presentaron un plandividido en cuatro estados diferentes, que a su vez tiene como objetivo abordar los diferentes órganos, explican en CSI-CSIF.

La primera fase del plan se dirigiría a tramitar las actuaciones urgentes y a descolapsar el Registro Civil Central. Ya antes de la huelga, se acumulaban largas colas ante sus puertas. Y para aligerar trabajo, desde hace dos años, se aplicaba un Plan de Urgencia.

En el Registro Civil o Central se tramitan las nacionalizaciones de extranjeros, certificados de nacimiento o de matrimonio. "Buscamos una solución rápida pero trabajada", aseguró el representante de CSI -CSIF. El Ministerio destacó ayer el "clima de plena colaboración" con los sindicatos para "normalizar cuanto antes la situación".

Objetivos de trabajo

El punto de partida en este punto de la negociación está claro, según CSI-CSIF: el trabajo no se recuperará por horas. Se fijará un número de procedimientos a tramitar, que dependerá de la dificultad de éstos. En cada órgano el plan variará.

Especificar cómo se hará esto es el trabajo que tienen ahora por delante el Ministerio de Justicia y los sindicatos. Aunque para la asociación de Afectados por Errores Judiciales, el caos de la Justicia es "habitual", haya huelga o no.


15 reuniones para desconvocar una huelga

Durante los 62 días que duró la huelga, el Ministerio de Justicia se reunió 15 veces con los sindicatos convocantes (CCOO, UGT, CSIF y STAJ).

Desde el pasado 4 de febrero, cuando comenzó el paro, el Ministerio realizó ocho propuestas que fueron cayendo una tras otra.

Cerca de 10.300 trabajadores fueron llamados a la huelga en siete comunidades (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Murcia, Asturias, Baleares, además de Ceuta y Melilla) y en órganos centrales, como el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional.

Uno de los momentos más tensos de las reuniones se produjo el 5 de abril, cuando UGT anunció que el sindicato desconvocaba la huelga.

La reunión final. El ministro de Justicia, Fernández Bermejo, tomó las riendas de la negociación en persona hace 10 días. Tras 18 horas de reunión, los trabajadores lograron unas subidas de 160 euros mensuales (190 a partir de julio de 2009), frente a los 200 euros que reclamaban.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad